¿Qué es el enfoque del marco lógico?

¿Qué es el enfoque del marco lógico? se trata de una metodología de planificación muy utilizada en proyectos de cooperación internacional que resume de forma clara en una sola matriz las características principales de un proyecto, desde el diseño e identificación ¿cuál es el problema?, la definición ¿qué debemos hacer?, la valoración ¿cómo debemos hacerlo?, la ejecución y supervisión ¿lo estamos haciendo bien?, hasta la evaluación ¿lo hemos logrado?.

El EML presenta una nomenclatura especial, resultando un método menos intuitivo que otros métodos de planificación como el método de las preguntas.

En los proyectos sociales se pueden identificar dos tipos:

Los proyectos duros, aquellos que buscan producir resultados tangibles, como por ejemplo la construcción de un centro de día para mayores, o la equipación de un centro socioeducativo y

Los proyectos suaves, aquellos enfocados a resultados abstractos, intangibles, o subjetivos por ejemplo los que buscan cambios culturales, capacitación, educación,… para los cuáles es especialmente útil el Marco Lógico.

El esquema metodológico del EML se basa en la siguiente estructura:

1) Análisis de involucrados. Identificar a todas las personas o grupos que se relacionan de manera directa o indirecta con la problemática o tema del proyecto. En este análisis no solo debe tenerse en cuenta la posición actual de los implicados sino que también debe considerarse la futura.

2) Análisis de Problemas. En primer lugar se hace necesario definir el problema central, para lo que se aplicaran criterios de prioridad y selectividad. No se debe confundir el problema con la ausencia de una solución, por ejemplo, no es lo mismo decir faltan equipamientos socioculturales (falta de solución) que decir existe alta demanda de actividades socioculturales (problema). Una vez identificado el problema se definen los efectos más importantes (consecuencias) así como las causas que pueden originar el problema.

La principal herramienta para esta fase es el Árbol de Problemas, que representa el resumen de la situación analizada y conforma los supuestos o hipótesis que el equipo de diseño tiene respecto a la problemática y las soluciones.

3) Análisis de Objetivos. La principal herramienta para el análisis de objetivos es el Árbol de Objetivos, esquema que consiste en invertir el sentido de las propuestas del árbol de problemas desde lo negativo a lo positivo, es decir, se vuelven a formular los problemas transformándolos en objetivos (afirmaciones positivas). Así, las condiciones que en el árbol de problemas aparecían como causas y efectos, ahora aparecen relacionados como medios y fines.

Un elemento importante de considerar en el árbol de objetivos es la identificación de aquellas causas del problema que escapan a las posibilidades de influencia del proyecto. Se denominan parámetros y si bien no se tendrán en cuenta en la formulación, es necesario considerarlas para analizar las posibilidades reales que tendría una intervención futura

4) Análisis de Alternativas. Una vez realizado el análisis de objetivos, es necesario identificar las alternativas de solución a la problemática identificada. Para configurar alternativas viables y pertinentes, se deben analizar en base a varios aspectos:

Clasificándolas en complementarias (factibles en conjunto y que van a complementar sus aportes a la solución del problema) y excluyentes (no es posible realizarlas en conjunto).

Verificar el grado de interdependencia entre las acciones propuestas y agrupar las que sean complementarias. Cada agrupación de acciones complementarias podrá configurar una alternativa.

Analizar el nivel de incidencia en la solución del problema. Dar prioridad a las de mayor porcentaje de incidencia presumible.

Verificar la factibilidad (física, técnica, presupuestaria, institucional, social, cultural) de las alternativas. Entre las alternativas viables se escogerá aquella con mayor pertinencia, eficiencia y eficacia.

5) Estructura Analítica Proyecto. Consiste en diagramar un árbol de objetivos ajustado a la alternativa seleccionada pero con cuatro niveles jerárquicos: fin, propósito, componentes y actividades.

El fin y propósito se toman del árbol de objetivos original, mientras que los componentes y actividades deberán construirse a partir de la información producto de los estudios de viabilidad financiera, económica, técnica, legal y ambiental utilizados para el análisis de alternativas.

6) Matriz de Marco Lógico. Consiste en sintetizar las actividades del proyecto, los productos que se entregarán, y los resultados de corto, medio y largo plazo que se esperan lograr. Este análisis requiere un conocimiento detallado del proyecto, precisando cuál es la relación causal y teórica entre estos niveles.

 

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú