Inteligencia Intrapersonal

¿Qué es la Inteligencia Intrapersonal? ¿Y cómo puedo mejorarla?

La Inteligencia Intrapersonal se puede especificar como la capacidad de construir una percepción precisa de uno mismo y de organizar la propia vida; aptitud de autoconocimiento y de entenderse. De esta forma, la persona que tenga adecuadamente desarrollada esta inteligencia, conoce los aspectos internos que conllevan su propia manera de pensar, sentir y actuar.

¿Qué competencias definen la Inteligencia Intrapersonal?

El correcto desarrollo de la Inteligencia Intrapersonal, lleva asociado el desarrollo de tres competencias emocionales; Autoconocimiento emocional, Autorregulación y Motivación, cada una de ellas con sus habilidades prácticas:

  • Autoconocimiento: Es la capacidad de saber que está pasando en nuestro cuerpo y qué estamos sintiendo. Las habilidades prácticas que se desarrollan esta competencia son:
    • Conciencia emocional
    • Autovaloración
    • Confianza en uno mismo
  • Autorregulación: Capacidad para regular la manifestación de una emoción y/o modificar un estado anímico y su exteriorización. Sus habilidades prácticas son:
    • Autocontrol
    • Confiabilidad
    • Integridad
    • Adaptabilidad
    • Innovación
  • Motivación: Capacidad de motivarse y motivar a los demás. Las habilidades prácticas de esta competencia son:
    • Logro
    • Compromiso
    • Iniciativa
    • Optimismo

De esta forma, trabajar con los propios sentimientos y emociones, conocer y saber diferenciar las situaciones que provocan unos sentimientos determinados, detectar patrones… son formas de trabajar la Inteligencia Intrapersonal. Para ello, es importante conocer las características fundamentan las emociones, para poder trabajar sobre ellas. Os dejamos el enlace a nuestro post “Las emociones: concepto y funciones

Algunas recomendaciones de mejora en las habilidades prácticas de la Inteligencia Intrapersonal

Algunas recomendaciones para mejorar el Autoconocimiento de forma personal:

  • Mantener un diario donde cada día anotar los sentimientos que se ha detectado y sus causas y consecuencias, ya que así se podrá tener un mayor grado de conciencia de uno mismo.
  • Cuando se presente una emoción de manera excesiva (por ejemplo la ira) contar hasta 10 para poder analizar la causa de la aparición de dicha emoción en un nivel tan alto. Si se pausa, siempre se podrá escoger cómo reaccionar ante una situación.
  • Crear nuestro DAFO personal al igual que si se analizase una idea empresarial. En el apartado interno se indicaran aquellas debilidades y fortalezas que nos diferencian y, a nivel externo, aquellas que pueden perjudicarnos o ayudarnos de acuerdo a nuestros objetivos de proyección.

Algunas recomendaciones para mejorar la Autorregulación emocional:

  • Dedicarse un tiempo para examinar tanto las creencias como los valores que mueven las emociones, para poder entender las prioridades a la hora de actuar o tomar una decisión.
  • Hacer frente de manera responsable a los errores cometidos y de las consecuencias que se derivan de ellos.
  • Adelantarse a las situaciones difíciles mediante el entrenamiento de las posibles reacciones ante diferentes escenarios. El fin es poder administrar de forma adecuada las emociones cuando llegue el momento.
  • Mantener una actitud positiva.
  • No abarcar más de lo que se puede.
  • Evitar el aislamiento y buscar aumentar la comunicación con el resto de compañeros.
  • Evitar los pensamientos que provocan tensión o estrés.
  • Provocar actividades que promuevan el bienestar emocional como el yoga, la relajación, mindfulness…

Algunas recomendaciones para mejorar la motivación de manera personal

  • Analizar los objetivos personales que nos estimulan para hacer lo que hacemos. Es importante conocer el motivo que guía nuestros actos.
  • Ante cada situación que suponga un reto o ante cada fallo cometido, es importante sacarle por lo menos un punto positivo o bueno, ya que así se tenderá a cambiar una forma de pensar pesimista.

De esta forma, la Inteligencia Intrapersonal es fundamental en psicólogos, coach, asesores, profesionales de ayuda, teólogo, filósofos, y en general, emprendedores. Si tienes alguna de estas profesiones o conoces a alguien cercano a estas áreas, nos gustaría saber si algo de lo hasta aquí comentado lo has experimentado. ¡No olvides comentar!.

 

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú