Tipos de eventos: definiciones y clasificación

Es difícil acometer una clasificación de los eventos ya que, por su propia definición, todos los eventos son diferentes, únicos y responden a una gran diversidad de objetivos para cada entidad o persona que los promueve. Además, cualquier clasificación que se realice para los diferentes tipos de eventos puede ser actualizada constantemente, no en vano, una de las características definitorias de los eventos es la creatividad y la originalidad.

Teniendo en cuenta que los eventos pueden concebirse de forma individual o en conjunto, por lo que clasificar a un evento en una tipología no lo excluye de estar incluido en otra u otras clasificaciones, podemos elaborar una primera clasificación.

Eventos de empresa y corporativos

Hace referencia a los eventos que se desarrollan con objetivos empresariales, tanto los relacionados con los empleados (comunicación, entrenamiento, incentivos,…) como los relacionados con los clientes.

En los eventos corporativos destacan los eventos de marketing y relaciones públicas. Se trata de un acto especial que sirve a una persona, grupo o compañía para presentar o potenciar un determinado producto/servicio o fortalecer una determinada marca, es decir, desde esta perspectiva el evento es considerado como un acto mercadotécnico que se usa para ofrecer a los clientes o potenciales clientes la oportunidad de un acercamiento más directo con la marca con el objetivo de fidelizarlos frente a la competencia.

Unos tipos de eventos especiales en marketing son las exhibiciones y ferias. Se trata de eventos conjuntos entre entidades, cuyo objetivo es “hacer negocios” entorno a un tema. Su diferencia principal con respecto a otros tipos de eventos de marketing es que en ellos se muestran productos o servicios competitivos, por lo que dentro del evento general se incluyen eventos específicos para lograr identidad de marca de cada uno de los participantes. En general, se trata de eventos que pueden lograr un alto impacto comunicativo, pero que requieren un alto presupuesto, así como una cuidadosa planificación que tiene que partir de unas metas y un público objetivo bien definidos.

Eventos con causa y de recaudación de fondos

Son los eventos benéficos, promovidos por grupos solidarios con el propósito de conseguir ingresos, apoyo y/o sensibilización a una determinada causa.

Espectáculos y eventos de ocio

Son tipos de eventos que se diseñan explícitamente como experiencia de disfrute y entretenimiento, con un marcado acento en la difusión artística única, es decir, en la presentación de productos culturales a un público más o menos amplio.

Eventos deportivos

Son eventos en los que se participa o se observa un espectáculo deportivo. Incluyen actividades deportivas, recreativas y competiciones deportivas.

  • En los eventos deportivos, culturales o artísticos se diferencian claramente los de tipo festival o no concurso y aquellos de tipo competencial o valorativos.
  • Los eventos culturales pueden hacer referencia a las distintas artes (artes escénicas, musicales, fotografía, literatura…), por lo que cada tipo de evento requerirá de un espacio físico adecuado a sus características, una determinada implementación técnica, una estrategia de difusión determinada… Una tipología especial son los eventos multidisciplinares, donde su realización implica la sumatoria de múltiples eventos que se desarrollan de manera sucesiva y/o simultánea.

Eventos de la administración central y/o local

Son cualquier tipo de evento promovido o creado por partidos políticos, comunidades o entidades de la administración.

Eventos sociales

Se orientan hacia el ámbito privado o familiar y pretenden celebrar o conmemorar un acontecimiento religioso, de la comunidad o social. Algunos de los ejemplos más representativos de los eventos sociales son las bodas, las comuniones, los bautizos, los cumpleaños y las reuniones con amigos y/o familiares. Un tipo de evento social cada vez con mayor presencia son las graduaciones.

Estos tipos de eventos no hay duda de que deben ser consideradas eventos, pero ¿son los funerales un tipo de evento social?

Si atendemos a las características de los eventos sociales y las comparamos con los eventos funerarios podemos ver que, exceptuando el carácter lúdico que suele ser definitorio, otras características en cuanto a utilización de espacios y elementos decorativos, el refuerzo de vínculos emocionales y sociales entre los asistentes o las tradiciones y protocolo funerario existente son suficientes para considerarlos un evento social.

→ Los funerales de estado no son eventos sociales, son  eventos públicos, ya que están celebrados por una entidad pública tras el fallecimiento de una figura oficial.

Así, los funerales son un acto privado que requiere organización. Más incluso, las actividades que hay alrededor de un funeral requieren ser organizadas en un tiempo récord. Además, y aunque la tradición de funerales  “especiales” está más extendida en países anglosajones, hispanoamericanos y en las culturas orientales, cada vez son más los funerales que se realizan fuera de los rituales fúnebres religiosos. Funerales que buscan reflejar la vida y los gustos del fallecido y que nos hacen pensar que quizás estamos al comienzo de un nuevo segmento de mercado que requiera la figura profesional, a semejanza de lo que ocurrió con las bodas con la figura del wedding planner.

Reuniones o convenciones

Se consideran así a los eventos cuya actividad principal es el intercambio de información, debate o discusión con un propósito de formación y/o mantener las relaciones de equipo. Por ejemplo, las convenciones de ventas que se realizan generalmente al final de un ejercicio con el objetivo de informar sobre los resultados y motivar a los trabajadores y/o directivos para el siguiente.

La principal diferencia entre convención o reunión se encuentran en la periodicidad con la que se convocan, en su duración y en el volumen de asistentes.

Un tipo de convención más abierta, normalmente convocada por asociaciones o instituciones de un determinado colectivo, para poner en común progresos, investigaciones, etc. sobre una materia en cuestión son los congresos. Suelen ser periódicos, realizados de forma anual o bianual, y la sede suele ser rotativa, con una duración de unos 2-4 días. Análogo a los congresos se encuentran las jornadas corporativas que incluyen además del objetivo informativo, un objetivo relacional y en ellas se organizan, por tanto, diferentes actividades lúdicas o recreativas.

En los simposios, por su parte, suele abordarse un tema específico por parte de diferentes expertos que dan su punto de vista sobre la materia en común en un tiempo determinado para cada uno de ellos que no es demasiado extenso. Es habitual que antes de concluir el evento puedan hacerse preguntas. En muchos casos, los participantes también presentan sus conclusiones finales.

Otras clasificaciones

Otras posibles clasificaciones permiten diferenciar entre eventos internos y eventos externos, considerando internos a los que convocan a un público estrechamente vinculado con la promoción del evento y los eventos externos aquellos que se dirigen a un público no vinculado directamente al mismo y, por lo tanto, a un público más heterogéneo. Los eventos externos pueden, a su vez, clasificarse en eventos dirigidos a los medios de comunicación y eventos dirigidos a público.

Con respecto a la audiencia, los eventos se clasifican desde eventos internacionales a eventos dirigidos a una comunidad local y dentro de esta clasificación se incluye la categoría de gran acontecimiento o mega event, aquellos eventos culturales o deportivos que tienen una gran repercusión a nivel social que se traduce en una fuerte presencia en los medios de comunicación. Normalmente están organizados por combinaciones variables de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales nacionales e internacionales.

Según el número de participantes

Por último, atendiendo al número de participantes, la clasificación más generalizada para los diferentes tipos de eventos es:

  • Evento pequeño (entre 50 y 250 participantes)
  • Evento mediano (entre 250 y 500)
  • Gran evento (entre los 500 y hasta 2.000 participantes) y
  • Mega eventos (más de 2.000 participantes)
  • Los mini eventos (entre 35 y 45 participantes)

FORMACIÓN RELACIONADA: Curso de Producción y Organización de Eventos

6 comentarios

    1. Hola, Edgar. La diferencia principal es la dimensión y los públicos a los que se dirige y conferenciantes a los que atrae. Mientras que un congreso nacional contaría con profesionales solamente del país que acoge el evento, un congreso internacional está enfocado a profesionales de todos los países y su poder de convocatoria es en ese caso mayor y de más repercusión en su ámbito. Un saludo.

  1. Un post muy útil . No solo ayuda a entender los diferentes tipos de eventos según los criterios de clasificación (objetivo, tamaño..), si no que hace ver que detrás de cada uno de estos hay una organización y trabajo que hace necesaria siempre la figura del organizador. Añado un criterio/ o clasificación más (si es presencial, online o híbrido) ;). Gracias por compartirlo! Muy completo. Saludos 🙂

  2. Muchas gracias por compartir tan valiosa y excelente información, me fue de bastante utilidad

    Muy clara, entendible y precisa información.

    1. Gracias a ti, Raúl, por tu comentario. Te animamos a seguir consultando nuestro blog y si te interesa este campo a nivel profesional, te recordamos que en la web tienes disponible el curso o el máster de Relaciones Públicas y Protocolo. ¡Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TOP VENTAS DEL MES
Valoración
4/5

897     150 horas

Conoce las mejores técnicas para que los niños aprendan jugando y potencien valores como el esfuerzo, la motivación, la concentración y la empatía.

ÚLTIMOS POSTS