Los museos virtuales: la nueva tendencia

Los museos virtuales existen gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han permitido establecer nuevos escenarios museísticos donde las limitaciones del espacio real pueden ser superadas gracias a recursos técnicos y que permiten incorporar evidencias culturales que el museo tradicional impide.

Así, las tecnologías de la información y la comunicación han sido capaces de abrir los museos a una gran multiplicidad de nuevas y diferentes posibilidades. Dentro de ella destacan los museos virtuales (algunos como extensión de museos que existen físicamente y otros creados exclusivamente de manera virtual).

Se pueden definir a los museos virtuales como una colección de artefactos electrónicos y de recursos informativos de todo aquello que se preste a la digitalización y, donde se pueden incluir fotografías, dibujos, textos, imágenes, gráficos, base de datos, pinturas,… es decir, un conjunto patrimonial de objetos y de información guardados en un servidor.

En base a su contenido, los museos virtuales se agrupan en dos tipos:

  1. Los que exponen obras de arte no digital y mayoritariamente responden a los portales que instituciones culturales tienen en Internet para la difusión de sus colecciones así como para ofrecer información sobre exposiciones temporales, actividades educativas y datos como ubicación, horarios, tarifas,… Este tipo de “museos en internet” pueden ser desde versiones digitales del propio folleto del museo hasta contar con la suficiente infraestructura tecnológica para hacer recorridos virtuales por sus salas.
  2. Los que exponen obras de arte digital (netart, ciberarte, webart,…) y nos remite a entornos inmateriales ubicados en el no lugar llamado ciberespacio y con características especificas en cuanto a tecnología y estética.

Ambos tipos de museos se relacionan con el concepto “arte en la red” y “arte de red o net.art”. Así, el arte en la red designa aquel concebido normalmente en otro medio y donde la red actúa únicamente como medio de difusión y/o exhibición. El net.art por su parte, utiliza la red en sí misma y/o su contenido, a cualquier nivel ya sea técnico, cultural o social, como base de una obra de arte.

Implicaciones dependientes de tendencias tecnológicas en museos y centros culturales

Algunas de las implicaciones más importantes que para los centros culturales y los museos virtuales provienen de la normalización de las nuevas tecnologías son:

  • Presencia y trabajo en red. Los museos y centros de arte no sólo han de estar presentes en medios sociales, sino también han de trabajar en ellos y prestar un verdadero servicio a través de estas herramientas. Ello implica:
    • Atención al usuario: creación de canales online específicos para atender y contestar al público y usuarios.
    • Canalización del feedback: transmisión y uso de la información generada y recogida a través de medios sociales.
    • Generar contenido: hasta ahora viene siendo habitual que los centros culturales limiten su trabajo en red a la difusión de noticias, propias o generadas por terceros, pero esto irá resultando poco a poco insuficiente y será necesario que el museo o centro cultural genere productos (contenidos) específicos para su comunidad online.
    • Virtualizar el museo físico: transmitir conferencias y actos del museo en streaming; grabar actividades y mostrarlas a través de canales de video; generar archivos en formato de texto o de audio con la información del museo; crear y compartir presentaciones, artículos, fotografías, etc…
  • Movilidad. El acceso a internet a través de móvil es una tendencia cada vez más generalizada. Los museos y centros tecnológicos han de adaptar su web y sus contenidos a este nuevo modelo de usuario, facilitando la accesibilidad a través de este medio.
  • Geolocalización. La geolocalización se ha convertido en un elemento de valor para cualquier entidad, sobre todo desde la popularización de redes sociales basadas en la ubicación geográfica como Foursquare, Facebook Places o Gowalla. Potenciar la geolocalización por parte de los museos, facilitar su uso en sus instalaciones mediante wifis abiertas y formar parte de estas redes específicas es importante para los museos y centros culturales.
  • Apps. Las aplicaciones son un elemento muy demandado por parte de los usuarios de dispositivos móviles, y por tanto, la creación de aplicaciones específicas sobre el museo, sus exposiciones,… se convierte en una tendencia distintiva para museos y centros culturales. En este sentido, comentar también que la mayoría de aplicaciones son creadas para iOS, prestando menor atención a otros sistemas operativos como Android, Symbiam o BlackBerry.
  • Códigos QR. Los códigos QR, son un tipo de códigos de barras bidimensionales que, a diferencia de un código de barras convencional (por ejemplo EAN-13, Código 3 de 9, UPC), la información está codificada dentro de un cuadrado, permitiendo almacenar gran cantidad de información alfanumérica. Los códigos QR son fácilmente identificables por su forma cuadrada y por los tres cuadros ubicados en las esquinas superiores e inferior izquierda. Aunque el desarrollo inicial de los Códigos QR tenía como objetivo principal su utilización en la industria de la automoción, hoy por hoy la posibilidad de leer códigos QR desde teléfonos y dispositivos móviles permite numerosas posibilidades en los museos y centros culturales como la creación de un nuevo nivel interactivo de lectura de la exposición o la gestión del área de reserva.
  • Juegos sociales. Los juegos online, multijugador, sociales, virales,… característicos de las redes sociales son tendencia a seguir por los museos y centros culturales como vía de difusión de contenidos y fidelización de usuarios. Para ello los juegos deberán funcionar sin molestas descargas de software y deberán ser compatibles con diversos navegadores y sistemas operativos.
  • Microsites temáticos. Creación en la web institucional de microsites que actúen como punto de información, difusión y conocimiento.

De esta forma los museos virtuales son una nueva forma de acceder a la cultura, no sólo para aquellos que desean acceder a museos o a exposiciones de centros culturales de otras ciudades o localidades, sino para aquellas personas que de alguna forma tienen dificultades de acceso o algún tipo de diversidad funcional, lo que favorece la integración social.

En el siguiente enlace que os dejamos podéis encontrar un listado de 50 museos virtuales para visitar sin salir de casa:

 

No gustaría que nos comentaras tu opinión al respecto, y si has tenido la oportunidad de probar la experiencia. ¡No olvides comentar!

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

2 Comentarios. Dejar nuevo

Os paso el enlace de un museo virtual de arte digital como ejemplo de un museo con existencia únicamente en la red: http://www.espaciobyte.org

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú