Gestión cultural

Gestión Cultural: Concepto, Objetivos y Clasificación

Definir la gestión cultural resulta complejo. En principio, y partiendo del significado de las palabras que la forman “gestión” y “cultura” se trataría de administrar determinados recursos, en este caso bien o servicio cultural, con unos objetivos determinados. De manera general, la gestión cultural se relaciona con promover, incentivar, diseñar y realizar proyectos culturales desde cualquier ámbito.

Sin embargo, la complejidad de la definición de gestión cultural es obvia ya que por ejemplo, y respecto al término cultura, resulta difícil ponerse de acuerdo, teniendo connotaciones diferentes dependiendo del país en que nos encontremos y de acuerdo a su evolución conceptual a lo largo del tiempo.

Así, en los países de habla inglesa se suele hablar de arts management y no de cultural management equiparándose la gestión cultural con gestión artística o de las artes y sería una acepción constreñida de gestión cultural donde cultura aparece como cualquier manifestación o práctica activa o pasiva de las artes: música, danza, pintura, escultura, literatura, teatro, cine, fotografía, cómic y nuevos lenguajes artísticos. En los países latinos la gestión cultural es mucho más amplia que la gestión de las artes incluyéndose una acepción de cultura más amplia.

Definición de Gestión Cultural (vertiente profesional)

Teniendo en cuenta la vertiente profesional, la Gestión Cultural puede ser definida como:

La administración de los recursos de una organización, acontecimiento o infraestructura cultural, con el objetivo de ofrecer un producto o servicio que llegue al mayor número de público o consumidores, procurándoles la máxima satisfacción, en donde los distintos componentes tienen implicaciones específicas para los profesionales de la gestión cultural.

De esta definición podemos subrayar los siguientes conceptos:

  • Administración, aunque de manera general hace referencia a dirigir la economía de una persona o entidad, la acepción más aplicada a la gestión cultural (sobre todo a la gestión cultural pública) es cuidar los intereses de una comunidad.
  • Recursos, que hacen referencia tanto a recursos financieros, tecnológicos, comerciales, materiales e inmateriales (por ejemplo una marca) como a personas: artistas, técnicos, colaboradores,…
  • Organizaciones, acontecimientos o infraestructuras culturales.

En función de la finalidad, una clasificación de las organizaciones culturales, puede ser:

  • Entidades de representación o management, si la finalidad es administrar la carrera de un creador cultural.
  • Si la finalidad de la organización se encuentra relacionada con la asignación de los recursos para la producción de un determinado evento cultural se trataría de Productoras culturales.
  • Si la finalidad es la distribución de bienes o servicios culturales se trataría de Empresas distribuidoras.
  • Igualmente la finalidad puede ser una combinación de todas (o parte) de las anteriores como por ejemplo una sala de espectáculos con compañía propia.

Clasificación de los Productos Culturales

Producto cultural. Cuando hablamos de productos culturales nos referimos a cualquier actividad cultural, ya sea un bien o un servicio.

Bien cultural

Un bien cultural es toda actividad artística de creación individual y producción en serie materializada en un soporte tangible, cuyo consumo es potencialmente masivo ante la posibilidad de una elevada difusión si bien el mismo supone una experiencia estética individual. Todo bien cultural es duradero y su propiedad de quien lo adquiere. Además, las empresas que lo fabrican y comercializan persiguen generalmente un fin lucrativo. Ejemplos de bienes culturales son los libros, los videos, los discos compactos,… las obras de arte como pinturas o esculturas que sean susceptibles de comercialización y, aunque no suelen producirse en serie y por tanto no tienen condición industrial son también considerados como bienes culturales.

Servicio cultural

Un servicio cultural es una actividad artística que se contempla o consume en el momento de su exhibición o ejecución. Se trata de actividades que, en cierta medida, son perecederas y con reducido grado de reproducción lo que permite afirmar que son de naturaleza única. Las entidades que prestan servicios culturales tienen principalmente una finalidad no lucrativa. Ejemplos de servicios culturales son todos aquellos que conllevan la asistencia de un espectador o visitante para recrearse en espectáculos tales como teatro, conciertos de música, visita a museos, cine,…

Calificación productos culturales

Objetivos de la Gestión Cultural

Aun siendo importante acotar que la gestión cultural tiene que ver con el fomento y reconocimiento de las prácticas culturales, la creación artística, la generación de nuevos productos, la divulgación y promoción de los significados y valores culturales, la preservación de la memoria colectiva y la conservación de los bienes culturales, en general, los objetivos varían en función de la naturaleza jurídica (pública/privada) de la organización de que se trate.

  • Objetivos de la gestión cultural en el sector privado.

    En el sector privado el objetivo predominante será en principio la rentabilidad, aunque esto no siempre es así, puesto que a veces la gestión cultural forma parte de una estrategia más amplia, por ejemplo las fundaciones de las entidades financieras o fines sociales como el caso de organizaciones no gubernamentales.

  • Objetivos de la gestión cultural para las administraciones públicas.

    Para las administraciones públicas el objetivo prioritario pasa por fines sociales relacionados con los derechos y deberes culturales, es decir, garantizar la calidad y la accesibilidad del bien o servicio cultural que ofrece.

    Existen también organizaciones con objetivos mixtos que aúnan rentabilidad y accesibilidad social, por ejemplo un espacio de titularidad pública gestionado por una sociedad privada.

Definición de Gestión Cultural (vertiente aplicada)

Teniendo en cuenta una vertiente más aplicada, la gestión cultural se define como:

Conjunto de reglas, procedimientos y métodos operativos para llevar con eficacia una actividad empresarial tendente a alcanzar objetivos concretos.

Así, a partir de esta acepción, la gestión de la cultura debiera ser igual que la de cualquier otro bien de la economía pero sin embargo, y precisamente por las características definitorias de cultura, la gestión cultural aparece como una técnica de gestión con personalidad propia.

Concepto de Cultura en Gestión Cultural

¿De qué concepto de Cultura se parte en la Gestión Cultural? y, ¿qué diferencia la Gestión de la Cultura de la Gestión de otros Bienes y Servicios?

El concepto de cultura se ha ampliado tanto que puede correr el riesgo de abarcarlo todo y, por lo tanto, no tiene ningún sentido. Sin embargo, y con el objetivo de establecer un marco de referencia para la gestión cultural es necesario delimitar conceptualmente la cultura.

La cultura ha sido materia de estudio de numerosos autores desde campos tan diversos como la sociología, la política cultural, las ciencias de la educación,…

Para evitar la complejidad del término, algunos autores han tratado de acotar su significado destacando las principales características. Así por ejemplo, Chris Jenks (1993) establece cuatro dimensiones en el concepto cultura:

  • Dimensión cognitiva. Cultura como mentalidad individual.
  • Dimensión colectiva. Cultura como desarrollo social. Civilización.
  • Dimensión social. Cultura como modo de vida.
  • Dimensión específica o descriptiva. Cultura como obra artístico-intelectual.
Perspectivas culturales

Concepciones Prioritarias de la Cultura

Las dos Concepciones Prioritarias de la Cultura en función de su Uso Actual son:

  1. Visión antropológica-sociológica. La cultura como forma de vida.
  2. Visión clásico-humanista. Cultura como producto de actividades artísticas e intelectuales.

Desde el punto de vista de la gestión cultural (a diferencia de otras ámbitos de intervención cultural como la animación sociocultural o el desarrollo cultural), se considera el enfoque clásico-humanista de la cultura y se concibe a ésta como el conjunto de actividades artísticas e intelectuales: música, teatro, danza, pintura, escritura, escultura, cine,…

La especificación de las actividades culturales y modalidades que deben componer la cultura resulta también compleja.

Por ejemplo, y basándonos en los gastos en cultura asociados a los diferentes niveles políticos, la idea de cultura a nivel estatal y comunitario se refiere habitualmente a manifestaciones tales como artes plásticas, libros, artes escénicas,… y en cambio para las entidades locales la cultura se atribuye más a manifestaciones como las fiestas populares, folklore,…

Igualmente, la tradicional consideración elitista de determinadas actividades, diferenciándose entre artes mayores (teatro, música, pintura,…) y artes menores (cultura popular y de masas), contribuye aún más a dificultar la delimitación de las actividades culturales apareciendo actividades culturales gestionadas desde una perspectiva idealista y alejadas de principios económicos (coincidentes normalmente con las denominadas artes mayores) y otras actividades culturales gestionadas con un planteamiento mercantilista.

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

9 Comentarios. Dejar nuevo

Hola!
Me gustó mucho el articulo.
Quisiera pedirles en caso de ser posible la bibliografía utilizada para su redacción.
Desde ya gracias.
Victoria.

Responder

Es un articulo interesante. cómo puedo citarlo para un trabajo que estoy realizando?

Responder
    divulgacióndinámica
    23 junio, 2017 9:19 am

    Buenos días Luz,

    Nos alegramos de que te guste el artículo. El contenido proviene del Máster de “Gestión de Proyectos y Espacios Culturales” de nuestro catálogo formativo. Un saludo y gracias por el interés mostrado.

    Responder

Me pareció muy interesante lo escrito. Estoy indganado acerca de este área puesto que me interesaría estudiar gestión cultural. Hace un mes me recibí de profesora de artes visuales y quisiera seguir ampliando mi conocimiento por ese lado. Alguna recomendación al respecto?

Responder
    divulgacióndinámica
    24 enero, 2018 9:23 am

    ¡Muchísimas gracias Victoria! Nos alegra mucho que te haya resultado interesante. Si tu objetivo es seguir formándote y ampliar tus conocimientos en el área de la Gestión Cultural, puedes revisar los contenidos de nuestros cursos del área de cultura, te dejamos el enlace con la información de nuestra formación en dicha área: https://www.divulgaciondinamica.es/cultura-y-ocio/ Muchísimas gracias!!

    Responder

Me encantó el articulo, me interesa muchísimo el campo de la gestión cultural… aunque tengo mis dudas respecto a cómo formarme en ello. Soy estudiante de Derecho…

Responder

Me prodria dar el nombre del autor de este articulo porfavor

Responder
    divulgacióndinámica
    30 mayo, 2018 9:16 am

    Buenos días María, los contenidos de éste artículo han sido elaborados por Divulgación Dinámica y extraídos del Curso de Gestión Cultural que podrás encontrar en el área profesional de «Cultura y Ocio» dentro de nuestro campus. ¡Esperamos que te hayan resultado interesantes!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú