Cómo usar correctamente el punto, la coma y el punto y coma

El uso de los signos de puntuación no responden a unas normas establecidas, ni tampoco se trata de algo caprichoso. Los signos de puntuación responden a la necesidad que se tiene en la comunicación de ordenar las ideas de acuerdo a su valor, es decir, permiten jerarquizar el texto e influir de forma decisiva en el ritmo narrativo además de aportar claridad al mismo eliminando ambigüedades o malentendidos cuando aparecen mal colocados.  

Por ejemplo, ante la pregunta ¿has terminado? una coma es sumamente importante » No he terminado» «No, he terminado»  Conocer bien el uso de los signos de puntuación nos ayuda a tener una comunicación escrita eficaz.

Los signos de puntuación principales son el punto, la coma y el punto y coma y, no tan populares,  pero igualmente necesarios para una comunicación escrita eficaz son los puntos sucesivos y los dos puntos.

El punto (.)

Se utiliza para señalar una pausa larga que marca el final de una frase. Después de punto, salvo en el caso del utilizado en las abreviaturas, se utiliza mayúscula.

Se distinguen:

Punto y seguido.

Separa enunciados dentro del mismo párrafo. Después de un punto y seguido se continúa escribiendo en la misma línea y, en el caso de que esté al final de renglón, se continúa en el siguiente sin dejar margen o sangrar el texto.

Punto y aparte.

Separa dos párrafos distintos que desarrollan contenidos o ideas diferentes dentro de una misma línea de razonamiento o de la unidad del texto.

Después de punto y aparte se debe cambiar de línea y comenzar a escribir después de dejar un margen o sangrado a la izquierda, mayor que el de resto de las líneas que componen el párrafo.

Cuando se trata de distintos aspectos de un mismo asunto o idea la elección entre el punto y seguido y el punto y aparte es subjetiva.

Punto final.

Es el que cierra el texto, ya sea al final de un apartado o el texto en su totalidad.

Otros usos del punto:

  1. Después de las abreviaturas.

Por regla general se escribe punto detrás de las abreviaturas (ejemplo: etc. por etcétera). Las excepciones son: los símbolos de los elementos químicos, las unidades de medida, los puntos cardinales (Li por litio, kg por kilogramo, N por Norte).

El punto de las abreviaturas no excluye la presencia inmediata de signos de puntuación salvo el propio punto.

Las abreviaturas de tratamientos solo deben usarse cuando anteceden al nombre propio (por ejemplo Sra. Peláez y mal escrito Sra. de la casa).

No debe escribirse una cantidad con letras seguida de abreviatura (ejemplo tres km cuando lo correcto es 3 km).

  1. En las siglas.

Por regla general las siglas se escriben sin puntos entre las letras que la componen. De manera excepcional, cuando el enunciado de la sigla forma parte de un escrito con mayúsculas si se separan con puntos (ejemplo, REUNIÓN INFORMATIVA DEL A.M.P.A.)

  1. En los números.

En las expresiones horarias, el punto se utiliza para separar las horas de los minutos. En este uso también pueden utilizarse los dos puntos (ejemplo, 12.20 h o 12:20 h). También se utiliza para separar la parte entera y la decimal aunque, en este caso, la Real Academia Española prefiere el uso de la coma (ejemplo es preferible 25,50 que 25.50).

Tras las unidades de millar no se escribe punto en los siguientes casos:

  • Para separar los millares, millones,… las normas internacionales establecen que se prescindan de los puntos recomendándose la separación en estas cantidades de grupos de tres. Ejemplo: 12 523 654.
  • Expresión en forma numérica de los años. Ejemplo: 2010
  • Códigos postales. Números de teléfono
  • Número de leyes, decretos, artículos. Ejemplo: Real Decreto 1510/2005

La coma (,)

Representa una pausa breve que se hace al hablar y sirve también para organizar sintácticamente la frase.

  • Se utiliza para separar oraciones con el mismo valor gramatical. También se pueden utilizar las conjunciones. Ejemplo: abrir el correo, contestar los mensajes, realizar los pedidos y tramitar las reclamaciones.
  • Para separar palabras de una enumeración dentro de un mismo enunciado. Cuando la enumeración es completa, el último elemento va introducido por una conjunción (y, e, o, u, ni), delante de la cual no se escribe coma. Ejemplo: Se traerá papel, lápiz y goma.
  • Si la enumeración es incompleta y se escogen algunos elementos representativos, no se escribe conjunción en el último término, sino coma. La enumeración se cierra con etcétera, puntos sucesivos o simplemente punto. La palabra etcétera o su abreviatura etc. se separa con coma del resto del enunciado si continúa la frase. Ejemplo: Los folios, lápices, rotuladores, etc., tendrán que ser colocados adecuadamente.
  • Los sustantivos que funcionan como vocativos (nombrar al interlocutor) se escriben seguidos de coma al principio de la frase, precedidos de coma si van al final y entre coma si van en medio. Ejemplo: Pilar, puede analizarlo // Puede analizarlo, Pilar. // ¿Puede analizar, Pilar, dónde se encuentra el error?
  • En la datación de cartas y documentos, se escribe coma entre el lugar y la fecha, o entre el día de la semana y del mes.
  • Las palabras o frases que se usan como incisos, interrumpiendo una oración, ya sea para aclarar o ampliar lo dicho, se escriben entre comas. Ejemplo: cuando se conceda el permiso, solicitado con antelación semanal, se podrán permutar los horarios. Las expresiones que actúan introduciendo explicaciones como: es decir, esto es, así pues, sin embargo, por consiguiente,… se escriben entre comas. Por ejemplo: La negociación, sin embargo, se interrumpió en ese momento.
  • Para separar los términos invertidos del nombre completo de una persona. Ejemplo, Pérez García, Carmen.

Punto y coma (;)

Señala una pausa mayor que la de la coma pero inferior a la marcada por el punto.

La primera palabra que sigue al punto y coma debe escribirse siempre con minúscula. Presenta un alto grado de subjetividad en su empleo ya que puede ser sustituido por el punto y seguido o la coma.

  • Se utiliza para separar dos o más elementos de una frase si ya incluyen comas. Ejemplo: los pantalones serán grises; la camisa, blanca; los zapatos, negros; y la chaqueta, azul.
  • Precediendo a conjunciones y locuciones adversativas como por tanto, por consiguiente, aunque, mas, pero, sin embargo,… si las frases tienen cierta longitud. Ejemplo: Las ventas subieron a lo largo de todo el trimestre; sin embargo, el balance final no fue positivo.
  • Para separar oraciones sintácticamente independientes que guardan entre sí una estrecha relación semántica. Ejemplo: Tendremos que parar la producción; no han llegado los suministros.

Puntos sucesivos (…)

Suponen una interrupción de la oración o un final impreciso. Se escriben tres puntos y siempre pegados a la palabra o el signo que los precede, separados por un espacio de la palabra que los sigue; pero si lo que sigue a los puntos sucesivos es un signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos. Detrás de ellos se pude escribir mayúscula inicial cuando cierran un enunciado o minúscula si el enunciado continúa.

  • Los puntos sucesivos se usan al final de una enumeración incompleta, cuando se quiere expresar una duda o incertidumbre, para evitar la transcripción de una palabra malsonante y cuando en una cita textual amplia se hacen supresiones de palabras o fragmentos utilizando corchetes o paréntesis.
  • Si los puntos suspensivos finalizan el enunciado, no debe añadirse a ellos el punto de cierre.
  • Si los puntos sucesivos van detrás de una abreviatura, se suma a ellos el punto que lo cierra de modo que se escribirán cuatro puntos en total. Ejemplo: algunas abreviaturas con tilde son cód., pág….
  • Tras los puntos sucesivos sí pueden colocarse otros signos de puntuación, como la coma, el punto y coma y los dos puntos, sin dejar entre ambos signos ningún espacio de separación.
  • Los puntos sucesivos se escriben detrás de los signos de cierre de interrogación o exclamación si el enunciado está completo (Ejemplo: ¿habrán traído la mercancía?…) y delante de los signos de cierre de interrogación o exclamación si el enunciado está incompleto (Ejemplo: ¿habrán traído los lápices, gomas, folios,…?)
  • Al final de las enumeraciones, los puntos suspensivos y el etc. son equivalentes y, por tanto, no pueden aparecer nunca a la vez.

Dos puntos (:)

Detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que sigue. Después de los dos puntos se escribe generalmente con minúscula, salvo en las siguientes situaciones: el encabezamiento de una carta, cuando se reproduce una cita textual, cuando aparece un nombre propio y en las clasificaciones ordenadas por apartados.

  • Los dos puntos se emplean como signo de división y se escriben con un espacio de separación de las cifras colindantes: Ejemplo: 12 : 2 = 6
  • Se escriben dos puntos en los textos jurídicos y administrativos, como decretos, certificados o instancias, colocándose después del verbo que presenta el objetivo fundamental del documento y que va escrito con todas sus letras en mayúsculas. La primera palabra que sigue a dicho verbo se escribe con inicial mayúscula y en párrafo aparte. Solamente en este caso los dos puntos son compatibles con la conjunción subordinante que. Ejemplo: CERTIFICA: Que ha pagado…

Gracias por leer y sobre todo, si te ha parecido útil e interesante… ¡No dudes en compartirlo!

También puede interesarte…

6 Comentarios. Dejar nuevo

Cómo debo escribir en el caso de tener que escribir una inicial de un nombre y después continuar con otro nombre.

Responder

Existe el uso de( ., )

Responder

Hubiese sido muy bueno que a todos los casos les colocaras el ejemplo de como emplearse el punto, la coma y el punto y coma.
Muchos no tienen ni un solo ejemplo.
Igual gracias por la publicación. Muy didáctica.

Responder

¿Algún ejemplo con todos o casi todos juntos?

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú