Cómo hacer un buen resumen

Un resumen es una reducción del texto, expresado con palabras y expresiones propias, en la que no debe faltar nada esencial para la comprensión del mismo.

El resumen es una de las actividades más importantes y claves dentro del estudio ya que con ellos se simplifican las tareas de repaso y memorización además de practicar con técnicas útiles para los exámenes ya que mejora la expresión escrita y el vocabulario, aumenta la comprensión lectora al exigir captar las ideas principales y ayuda a ser más ordenado en las exposiciones tanto escritas como orales

Un resumen exige comprensión total del texto y, por tanto, solo se puede hacer después de identificar, seleccionar y estructurar la información más importante. Los pasos a seguir para realizar un buen resumen son:

  1. Leer todo el contenido que tenemos que resumir de una vez. Esta primera lectura permitirá hacernos con las principales ideas para lo cual deberíamos poder responder a las siguientes preguntas: ¿qué dice? ¿qué partes tiene? ¿de qué habla cada parte?Volver a leer para subrayar las ideas principales y secundarias. Para ello es necesario el subrayado de palabras. Ten en cuenta que se trata de utilizar la técnica del subrayado para la búsqueda de ideas principales y no como técnica de estudio por lo que sólo subrayaras palabras sueltas diferenciando en base a colores o subrayado simple/doble los conceptos claves y los conceptos secundarios.Si no puedes subrayar el original, elabora un listado de ideas en un folio o elabora un boceto de esquema.En general se recomienda que en cada párrafo no se subrayen más de ocho palabras y que estas sean preferiblemente sustantivos.
  1. Basarse en las palabras subrayadas para hacer una breve redacción, siempre con palabras propias ya que, una versión abreviada de un texto que se elabora extrayendo frases del propio documento es un extracto, pero no un resumen.El resumen se comenzara con la idea general del texto que tenemos que resumir, luego las ideas principales y posteriormente las ideas secundarias.Se debe establecer una relación entre todas las ideas de tal manera que al leer el resumen haya una coherencia.  Al hacer un resumen se puede seguir un orden distinto al que tiene el texto siempre buscando la coherencia.Tener en cuenta que se trata de reflejar las ideas originales del texto, es decir, no escribir algo diferente a lo que originalmente el texto quiere dar a conocer. En el caso de que en el resumen se incorporen comentarios personales o explicaciones que no corresponden al texto, además de señalar que no pertenecen al texto original se estará realizando un tipo específico de resumen denominado resumen comentado.
  1. Un resumen es un texto breve así, la extensión del texto nunca será superior a un tercio del original.

Algunos consejos útiles para elaborar con éxito un resumen:

No comenzar con la preposición «En».  Comenzar con un sintagma nominal, sujeto, ofrece más naturalidad al resumen y evita el uso de la pasiva refleja. Además, nos evita expresiones innecesarias como «el autor dice» «el artículo expresa»

Sigue un orden: de lo general a lo específico

No usar verbos en pasado . No se trata de narrar el contenido sino de explicarlo y, por tanto, un resumen exige verbos en presente, por mucho que en ocasiones relate hechos pasados.

No usar la primera persona del singular. La primera persona del singular sirve para expresar opiniones y un resumen consiste en explicar un contenido no en opinar sobre ello.  Usar la tercera persona del singular.

–  Evitar subordinadas adjetivas, ya que se trata de proposiciones que no aportan nada y pueden sustituirse fácilmente por un adjetivo, por ejemplo en vez de «se explica el tratamiento de los pacientes  que están diagnosticados» poner «se explica el tratamiento de los pacientes diagnosticados«.

Evitar copiar fragmentos literales del texto. Para ello es recomendable hacer el resumen sin tener delante el texto inicial sino tan solo las ideas principales y secundarias, en forma de esquema o simplemente como listado de palabras claves. Una vez realizado el resumen podrás cotejarlo con el original.

En el caso de que en el texto aparezcan citas textuales de autores tampoco hay que copiarla. Lo importante es captar la esencia de la cita y expresarla con palabras propias.

Evitar las enumeraciones, sustituyéndolas por un solo término que  las englobe, por ejemplo «se explican las consecuencias de la exposición a pantallas» en vez de « se explican las consecuencias de la exposición a televisión, móviles, tablets,…»

Transformar todas las palabras clave en nombres. En el caso de que alguna de las palabras claves no sea un sustantivo, es recomendable transformarlas en nombre. POr ejemplo . De esta manera podrás colocar dicho nombre después del verbo de la oración.

– Usar conectores textuales. Se trata de aquellas palabras o conjunto de palabras que unen oraciones o párrafos y contribuyen a la cohesión del texto. Los tipos de conectores más habituales para los resúmenes son:

  • de introducción: el objetivo principal de, el propósito de este,  este texto trata de,…
  • de cambio de perspectiva, anuncian que se va a abordar otro aspecto del mismo tema: a su vez, con respecto a, en cuanto a, en relación con, por otra parte,…
  • de comienzo. Se utilizan para iniciar un tema nuevo: acerca de, con respecto a, en relación con, sobre,…
  • de continuidad. Para dar continuidad al tema o mostrar una transición: a continuación, además, en primer lugar, …

Esperamos que estos consejos te sirvan y puedas aplicarlo para hacer buenos resúmenes.

También puede interesarte…

2 Comentarios. Dejar nuevo

Alexis Carvajal Vargas
4 julio, 2019 4:16 pm

¡¡Excelente información, gracias por compartirala!!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú