Cómo afrontar la vejez

00:44 ¿Qué es la vejez?

Mercedes Gómez: yo diría que una etapa, un proceso más de la fase, de la fase evolutiva del hombre.

También hay que distinguir que no es lo mismo, ser una persona mayor de 70 que de 90, pero bueno, sobre eso no imagino que ya hablaremos después, pero bueno, yo creo que una etapa más de la vida.

 

01:03

Fátima González: estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Mercedes, creo que el proceso evolutivo tiene diferentes fases; la infancia, la adolescencia, la adultez y…bueno, la vejez es otra fase más, como también se llama adultez tardía, también otra fase más del propio proceso evolutivo, más que una forma de vivir en concreto.

Leonor Cabrera: totalmente de acuerdo es un estado de la persona en la cual, pues, no se nos presentan una serie de cosas, que tenemos que ir superando cada día, con la ayuda de los profesionales, con la ayuda de las familias… como hemos dicho pues es una etapa más.

 

1:40 ¿Qué ocurre ante un diagnostico de envejecimiento patológico?

Leonor Cabrera: yo como cuidadora puedo decir mi experiencia, que al principio es muy complicado, porque esa persona es consciente de que algo le está ocurriendo, de que algo le está pasando, y en muchos diagnósticos como hemos comentado antes, se le puede diagnosticar como depresión… dándose después cuenta de que esa persona ya está empezando con un principio de Alzheimer.

Bueno ya ahí empiezan una serie de pautas, difíciles llevar por el paciente, muy complicado de llevar por la familia… como cuidadores…la familia a veces desconoce cómo apoyarnos… esa sería mi opinión en principio; que es complicado, es lo más complicado del tema en principio, que el paciente es consciente de que algo le está pasando.

Por ejemplo, yo como cuidadora me pregunto, una persona que lleva una vida normal que lleva su monotonía, su horario, sus cosas… llega un momento en el que empiezan a cambiarle unas circunstancias y el porqué de esa situación, el porqué le está ocurriendo eso.

 

02:55

Mercedes Gómez: debe de sentir mucho miedo, mucho desconcierto y mucha inseguridad… yo como trabajadora social lo trasladó al ámbito social; posiblemente eso le crea conflictos familiares, porque la familia aún no son conscientes de lo que le está ocurriendo y posiblemente tenga mal humor, y son las frases que escuchamos “no hay quien aguante el abuelo” “no quien aguanta a la abuela”,  y posiblemente es que ella ya está siendo consciente de esos olvidos, que ya son más frecuentes, más habituales de lo que hacía un año y entonces, bueno, ese miedo ese desconcierto, esa inseguridad, no querer transmitirle a la familia, por no quererlo es preocupar, pues… posiblemente genere mucho conflicto familiar, discusiones entre hermanos… y claro todo eso no hace más que acentuar el malestar del abuelo, que está viendo que en su familia está creando además de la propia enfermedad, está creando problemas en la familias… cree que lo está creando.

Leonor Cabrera: Sí, se cree responsable

 

04:00

Fátima González: yo como neuropsicóloga con la parte que me corresponde, en consulta normalmente no suele venir el paciente en sí, sino que viene a acompañado normalmente por la familia; es la que demanda que se haga una valoración al paciente porque el paciente no es del todo consciente de esos olvidos, aunque la familia si los está siendo, y cuando se les da digamos el primer diagnóstico, casi siempre pasan la primera fase a nivel psicológica que es la negación, lo que hace es negar como “esto no me está pasando a mí”, “yo no soy la persona de la que usted está hablando”, “este problema no me pertenece a mí”, “no soy yo”… luego ya empieza a entrar una fase un poco más de frustración, más de rabia; “porque me ha tocado a mí” “no entiendo lo entiendo porque tiene que ser yo en otra persona”… y poco a poco van aceptando la situación, pero la verdad que es algo complicado porque no terminan de cuadrarlo, tardan mucho tiempo en cuadrar el diagnóstico, tanto la familia como el paciente.

 

04:54

Leonor Cabrera: sí pero también, en algo difiero, en que también el enfermo es la persona que también se da cuenta de que algo le está ocurriendo, que algo le está pasando, lo cual él mismo no se puede diagnosticar evidentemente, para ello necesita de vosotros los profesionales, pero esta pensando “bueno, algo me está pasando” “algo en mi comportamiento, en mis pautas, en mi día a día, me está variando…” “¿qué me ocurre?” claro que sí, como hemos comentado, el tema de la negación, y además el decir “porque me sucede esto” claro que sí… eso es muy complicado en ellos, lo llevan muy mal… pero si se dan cuenta de muchísimas cosas.

 

05:40

Fátima González: los detalles  y si yo no digo que no se den cuenta, se dan cuenta, pero lo niegan por completo, niegan por completo que lo que tú le estás hablando pueda tener ese nombre, porque no es un consciente de la consecuencia, digamos, de hasta dónde llega las consecuencias del diagnóstico que tú les estás dando, de que eso es algo irreversible, de que eso va a ir de manera progresiva a más, y no se ponen en esa situación, es muy complicado realmente.

 

06:05

Leonor Cabrera: Es que hay que imaginarse en cualquier situación de nuestra vida que nos pase, como temas de Alzheimer, como cualquier otro tema, el aceptar. El principio de todo es aceptar cualquier realidad que tengamos, para tener la oportunidad o la posibilidad de enfrentarnos a ella, de mejorar o de intentar dentro de nuestras posibilidades hacer lo que podamos.

Mi opinión es esa, que es lo que más nos cuesta al ser humano; aceptar que no está ocurriendo algo, que nos está pasando algo, que sabemos que está ocurriendo, pero nos cuesta aceptar, nos cuesta decir “bueno esto llevando una vida normal, llevando su casa, llevando sus compras…”

 

06:48

Fátima González: y que nunca van a volver ya ser lo que eran, no va a volver nunca hacia atrás.

 

06:56

Leonor Cabrera: Dios mío eso tiene que ser difícil, complicado… pero es lo que tenemos

 

07:02 ¿Están las familias preparadas para un diagnóstico de envejecimiento patológico?

Mercedes Gómez: hombre yo consideró que las familias no están preparadas, que cada vez más muestran más interés por saber y por conocer y si, es lo que hablábamos, que tanto la sobreprotección sobre el paciente, como todo lo contrario… y es que claro, hay que afinar, hay que encontrar la línea media de poderles ayudar.

No les ayudamos tampoco quitándole todo sus quehaceres “no hagas esto porque tú no estás bien”, “no hagas esto porque están mal”… que en realidad es sobreprotección, no es un intento de hacer inútil a esa persona, sino todo lo contrario, los estamos protegiendo, pero eso no está ayudando a que siga manteniendo una cierta autonomía dentro de lo que dentro de lo que el paciente puede hacer, y es lo que habíamos comentado, que si ante el abuelo colaboraba en las tareas domésticas y fregaba diez platos pues sí ahora puede fregar cinco, pero no quitarles esos cinco, porque es muy importante que se sigan sintiendo útiles y sobre todo, porque les va a venir bien a nivel cognitivo seguir manteniendo una autonomía; todo lo que pueda hacer por sí solo que lo haga solo, y después cuando son tareas de tipo manual, pues además fomenta la psicomotricidad fina que los mayores se ven tan afectados, o sea, que la sobreprotección no es nada buena, y el caso contrario claro, frase como “es que ya muy mayor no puede hacerlo” … eso también eso moralmente…todo el estímulo que podrías tener, toda motivación que podrías tener… todo eso te lo anula; entonces comentan hay que afinar una línea media y que es la forma de poder ayudar.

 

08:53

Leonor Cabrera: hemos comentado también que la familia pues cogemos a los enfermos, a los pacientes, y los utilizamos como desahogo de nuestros propios problemas, de los problemas que ellos, entre comillas, puedan causar, de los problemas que tenemos con los hermanos, del nerviosismo que en sí nosotros tenemos, que yo veo que eso es muy contradictorio;  hay que hacer todo lo contrario, coger a esa persona y hacerla partícipe de nuestras vidas pero en el sentido de que “oye te gusta cómo vamos vestidas” o “mira qué vamos a hacer hoy en la comida” o “mira el tiempo que hace” o “vamos a salir a dar un paseíto”,  “vamos a ver un programa de televisión para animarnos un poquito” “ o “un documental” o personas que les gusta ir a misa…no sé, intentando… yo por lo menos lo he intentado y lo continuaré así, meterle una serie de pautas donde poquito a poco, dentro de sus condiciones, de sus actitudes, puedan llegar a participar un poquito en ellas, porque el día se les puede hacer muy largo… ya como he comentado antes los problemas que les decimos a ellos, ellos se agobian, ellos se sienten responsables, de todas esas situaciones que tenemos con los hermanos, que tenemos en la vida, que tenemos con el trabajo, no sé, cualquier contrariedad que podamos tener…

 

10:19

Fátima González: estoy también de acuerdo con lo que decís y quería resaltar una cosa que tú has comentado del tema de la autonomía, no sólo con la parte emocional de que a ellos les da una estabilidad el hecho de saber que están siendo independientes, sino también la parte cognitiva importa, tenemos que tener muy en cuenta esa parte por lo menos yo a nivel contigo la tengo muy en cuenta, porque si dejamos que esta personas no sean autónomas donde vamos disminuyendo el número de actividades que puedan realizar, esa memoria que se llama memoria procedimental se va perdiendo antes de la fecha en la que realmente se podría perder, entonces estamos favoreciendo que el curso de enfermedad sea más rápido entonces, creo que ellos especialmente necesitan una rutina, necesitan una organización para intentar que esa parte por ejemplo, de memoria más procedimental no se pierda tan rápido, aunque la última parte que se pierde, pero para que ellos también se sientan más útiles.

Leonor Cabrera: si la rutina es fundamental en ellos, por lo menos lo que yo he visto, por ejemplo, si tú empiezas con la persona… se levanta a la 10, pues a partir de las 10 su aseo, su aseo fundamental porque más como sabéis, temas de infecciones, temas de la piel…después pues su desayuno poquito a poco, una serie de horarios, donde la persona se va acostumbrando a esa monotonía, a ese horario; tener su orden con su medicación… una serie de cosas; si se están perdiendo el movimiento, intentar darle un poquito, sin forzar, la articulación e ir dando un poquito de masaje terapéutico por ejemplo, no sé, que esa persona vaya adquiriendo pues ese horario, esas costumbres pues sabemos por ejemplo, a mí me pasa, que si un día no me cepillo los dientes me hace falta, entonces igual que ellos, si hay un día que no hacen algo le está faltando, entonces, para mí es importante eso, que se le hagan una serie de hábitos que ellos sepan… que ellos no tengan los días imprevisibles, que ellos tengan más o menos, unas rutinas todos los días.

 

12:21

Fátima González: adaptado siempre a sus limitaciones siempre.

La rutina nos organiza a todo el mundo, nos da a todo el mundo una estabilidad que si no… cuando no tenemos rutinas, como cuando estamos de vacaciones, cuando estamos mucho tiempo de vacaciones tenemos esa sensación de inestabilidad, a veces tristeza, pero porque no tenemos nos falta esa rutina que nos organiza mentalmente, que sabemos que tenemos que hacer una serie de cosas y al final del día lo sentimos nos sentimos útil, nos seguimos satisfechos, pues ellos también.

 

12:51

Leonor Cabrera: si es importante hacerlo sentir que son útiles son personas, son seres humanos, y aunque tengan 80, 90… yo he visto casos… yo he estado diez años en una consulta como he dicho de artrosis, y entonces es importante hacer sentir esa persona que tiene derecho a vivir, que puede vivir con una calidad de vida, dentro de sus condiciones, evidentemente no vamos a coger una persona de 90 años que haga una carrera que quizá incluso ni yo puedo hacerla ya, pero sí, que participe en su vida que tenga una serie de hábitos, que se sienta útil.

 

 

13:31

Fátima González: A nivel social también lo importante; que no se disminuya la participación social que muchas veces lo que hace la familia es retirarlos, como los ven más débiles o los vez más… los retiran y creo que precisamente ese apoyo social les hace encontrarse mejor.

 

13:47

Leonor Cabrera: así como la compañera comentaba; decía sobreprotección; que ni es sobreprotección, ni es tampoco puedes llenarlo de una serie de problemas, es un término medio; hacer partícipe a esa persona de nuestras propias vidas en lo mejor que nosotros le podamos proporcionar.

 

14:06

Mercedes Gómez: la unidad de estancias diurnas son bastante importantes en esos casos porque, actualmente tenemos la tendencia de llevar a nuestros mayores la unidad de estancias diurna cuando no podemos estar con ellos porque todas las familias trabajan y no se pueden atender, pero es que las unidades de estancias diurnas, aunque podamos estar con ellos, son muy beneficiosas para los mayores porque se relaciona con iguales, se relaciona con personas que tienen las mismas capacidades físicas que ellos, en la misma edad, las mismas experiencias… en un entorno de socialización que no tiene dentro del hogar, es un entorno dónde puedes hacer amigos, puedes compartir pensamientos, ideas, preocupaciones… que a lo mejor su familia no lo hace, precisamente por no preocupar, entonces yo creo que esa asociación que se hace de unidad de estancia diurna porque no puedo estar con mi mayor, yo creo que esa hay que romperla; la unidad de estancia de una es como una guardería para los niños pequeños, aunque tú puedas estar con tu hijo todo el día, es bueno que tu hijo vaya socializando desde que es pequeño y juegue y comparta y se acostumbre a eso, a compartir…pues en los mayores igual;  que un mayor aunque esté acompañado por su familia pero todo el día sentado en el sofá, pues tampoco le hace mucho bien, a lo mejor emocionalmente se siente bien porque se siente querido por su familia, pero para su desarrollo, para su evolución y para su mente es muchísimo mejor que pase 2-3 horas una unidad de estancia diurna relacionándose con personas de su misma edad, con sus mismos problemas.

 

15:51

Fátima González: le ayuda yo creo, que le ayuda a asimilar mejor las cosas, ayuda a ver que hay más, no sólo asimilar su propia diagnóstico, sino ver que hay más personas que comparten con él lo mismo y que también siguen adelante.

Mercedes Gómez: la función que tienen muchas asociaciones de cualquier otro tipo de enfermedad, que es ver que no estás solo, que hay personas que le pasan las mismas cosas que a ti y eso porque estamos hablando de la vejez, estamos hablando de las enfermedades relacionadas con la vejez, pero bueno no sé si dejarlo para el final de la charla para sea un mensaje positivo o algo, pero la vejez tiene un montón de posibilidades  muy buenas, y entonces… bueno… quizás debamos de terminar la charla con eso, porque a mí me parece… yo veo algunos abuelos por ahí que se lo pasan genial, participan mucho en el voluntariado; en el banco de alimentos el

80 por ciento de los voluntarios son jubilados, se lo pasan genial y hacen una labor social fantástica y bueno… y eso se sienten súper útiles porque es realmente lo son, y es que nadie puede dedicarle tantas horas al voluntariado como una persona ya jubilada

 

17:16

Leonor Cabrera: incluso comparten cosas entre el voluntariado y el enfermo, pues yo tengo compañeros que son y entonces hablan con el propio enfermo: “oye ¿qué edad tienes?” “pues yo tengo 60” “pues yo también tengo 60”…entre ellos se establece esa relación.

Mercedes Gómez: Socializar, yo como soy de ciencias sociales lo veo una parte muy importante del ser humano; somos seres sociales. Una persona por muy bien cuidada que esté en cuestión de higiene, de alimentación… si no tiene una buena red social no se puede sentir plena.

 

17:57

Fátima González: al final de cuenta todo el mundo necesitamos comunicarnos y expresar que nos pasa.

 

18:02

Leonor Cabrera: yo hay momentos en los que me siento sola y necesito relacionarme; tomar un café, hablar de las cosas… pues en su lugar, sobre todo no es fundamental también.

 

18:11

Fátima González: es el tema de la sexualidad la vejez creo que es algo que tampoco se toca y creo que también habría que abordarlo y que es importante; pensamos que por el hecho de que ya son personas mayores no pueden tener ya relación o no tienen deseo digamos hacia su otra pareja o… y lo tiene con más frecuencia incluso de lo que nosotros pensamos, lo disfrutan de otra forma, pero creo que también es algo que es un tema tabú la sociedad.

Leonor Cabrera: como sabemos la sexualidad en cada etapa es una forma de llevarla diferente, entonces ya no es solamente propiamente dicho la sexualidad, es también pues caricias, abrazos, es formas de afectos… que se comunican entre ellos, que se relacionan entre ellos… a quien no nos hace falta un abrazo, una caricia o un beso, un saludo, unos “buenos días”, cualquier pequeña cosa.

 

19:02

Mercedes Gómez: de la sexualidad está un poco sobre sobrevalorada; nos dejamos llevar por las imágenes de televisión que relaciona sexualidad con vigor, con fortaleza… y a lo mejor lo que le estamos transmitiendo, a lo mejor no, seguro, a los mayores es que como ya no hay ese vigor y esa fortaleza, pues que ya esa parte del ser humano no existe, y realmente lo que tú dice; la sexualidad entre personas también son besos, caricias, abrazos, incluso, atenciones se puede considerar, atenciones que no tienes con otra persona nada más que con esa.

 

19:40

Leonor Cabreara: es el famoso desayuno a la cama, una cosa que me encanta… a que persona no le gustaría eso; un desayuno en la cama.

 

19:51

Mercedes Gómez: no vamos a acabar con la imagen de publicidad respecto a no, pero bueno si nos oyen y les sirve…

 

20:01

Leonor Cabrera: pero que es una etapa en la cual no pueden vivir cosas importantes yo los he visto y pacientes con hasta 94 años los cuales pues han participado y nos han traído detalles en navidades como los pestiños, como pastelitos, como regalos… personas que participan en su vida familiar, con sus nietos, personas pues como tú comentabas… haciendo viajes… viven una vida plena, ¡vamos yo les envidio!

Mercedes Gómez: pasear con los nietos, o pasear con amigos…

 

20:27

Fátima González: disfrutar de ellos mismos, dedicarse… porque una cosa que tenemos por la sociedad la que estamos hoy día nos disfrutamos de nosotros mismos porque no tenemos tiempo literalmente, y ellos tienen mucho tiempo y pueden auto dedicarse mucho tiempo a cuidarse ellos mismos, a darse de vez en cuando digamos, algún gusto…

 

20:47

Mercedes Gómez: solución aunque nunca hayan podido realizar por falta de tiempo yo estoy deseando jubilarme para aprender a tocar la guitarra, para poder ir a un taller de guitarra… claro entonces, voz de pintura siempre hay alguna afición que hemos dejado olvidada por falta de tiempo.

 

21:03

Fátima González: y que siempre una cosa importante también que quiero destacar es que siempre pueden aprender, porque también hay otro prejuicio acerca de las personas mayores, que es que no pueden aprender; como ya son personas mayores ya… y es  importante el tema de la plasticidad; la plasticidad a nivel neuronal, que es algo que se sigue estudiando, se da en todas las etapas de la vida y en la etapa de la vejez también se da, entonces ellos también pueden aprender diversas cuestiones, ellos pueden ir a un taller como tú bien comentas, de pintura o de escritura o de costura, que también los hay, y pueden seguir aprendiendo más cosas, que también pueda hacerle sentir mejor.

 

21:44

Leonor Cabrera: incluso en personas estudiando idiomas, se apuntan a la universidad… bueno cosas normales que ellos pueden, tienen su derecho y pueden realizar, como cualquier otra persona. Lo que pasa que como estábamos hablando, tenemos un concepto de la vejez por cual ya esa persona ha dejado de tener ciertos derechos, no puede hacer ciertas cosas y estamos totalmente equivocados,… al contrario, disponen de más tiempo que nosotros, por horario de trabajo, por cosas que llevamos adelante… que ellos, y disponen de más, y pueden realizar muchísimas más, según mi experiencia, según lo que he visto, lo que pasa es que bueno, hay muchas formas de vida, mucho tipo de personas y ya eso va en función de cada cual.

 

22:34

Mercedes Gómez: pues nada encantada Fátima, Leonor…

 

22:37

Fátima González: igualmente, ha sido un placer estar con vosotras y compartir todas estas experiencias porque si… no olvidemos que si esto sirve para ayudar a muchas personas que nos están escuchando y orientarles y concienciar más, en general, a la población, con eso me siento por lo menos, súper satisfecha.

 

22:57

Leonor Cabrera: me siento muy bien de haberos conocido, esperamos que… espero seguir con vuestra amistad, ha sido un rato es muy agradable y nada, esperamos a ver si podemos seguir ayudando a los enfermos, a las familias y aportar cada uno de sus conocimientos y estar en contacto.

 

23:16

Mercedes Gómez: Pensar que los mayores son un cobre de sabiduría; nosotros tenemos mucho que aprender a aprender de ellos y si podemos, vamos, que podríamos seguir hablando de estos muchísimas más horas.

 

23:30

Leonor Cabrera: pero bueno tenemos un poquito tiempo y nada y estaba un poquito nerviosa pero bueno, he hecho lo que he podido.

 

23:37

Fátima González: pienso que debería de haber más espacios como este en el que la gente se cuida comunicar con libertad y poder transmitir de forma sencilla, sin ser demasiado técnica; explicar las cosas para que la gente se conciencie y haya lo que ella ha dicho, prevención.

Menú