Las técnicas de comunicación indirecta o técnicas de comunicación no directivas, son habitualmente utilizadas en los procesos de Coaching, además, son las derivadas del lenguaje indirecto o también denominado comunicación indirecta.

El lenguaje indirecto o comunicación indirecta, se relaciona con el hemisferio cerebral derecho (o no dominante), y es más intuitivo y global. Funciona por asociación de ideas, así sean absurdas o cómicas, con lo cual favorece el pensamiento lateral y la aparición de opciones que parecían inexistentes para el pensamiento lógico. El lenguaje indirecto o comunicación indirecta se dirige a la mente inconsciente (tomando ésta no en el sentido freudiano de inconsciente reprimido, sino como reservorio de múltiples recursos y posibilidades, tal como lo entendía Erickson).

El lenguaje directo, por su parte, es aquél en el que se expresa aquello que concretamente se quiere decir. Se suele vincular al funcionamiento del hemisferio cerebral izquierdo o dominante, que es lógico, racional, secuencial y también se asocia al funcionamiento de la mente consciente. Así, las técnicas directivas serán aquellas intervenciones verbales en las que el mensaje está organizado de acuerdo a un sistema de referencia formal.

De este modo, se elude a la mente consciente al distraerla con las palabras e imágenes de las historias, se sortea la barrera de la resistencia del oyente, y se provoca la apertura necesaria para dejar que ingresen ideas y modos de solución alternativos.

Técnicas de Comunicación indirecta

Entre las técnicas de comunicación indirecta destacan el lenguaje metafórico, el truismo y las estrategias de provocación, donde destacan la crueldad benevolente y el humor.

El lenguaje metafórico puede ser una sola palabra, una frase o ser una historia y, además de ayudar a percibir semejanzas y establecer lazos entre ideas o situaciones que pueden parecer contrarias también permiten, analizando el uso que de ellas hacen las personas, comprender los procesos mentales, por ejemplo “la vida es un camino de rosas” o “la vida es una batalla”. La utilización de metáforas en el proceso de coaching no son útiles en general y sólo serán útiles en la medida en que se relacionen con el marco de referencia del coachee ya que de esta manera se produce una identificación.

La metáfora ampliada o de segundo orden se relaciona con anécdotas, historias o cuentos que describen tanto acontecimientos reales como ficciones. Para evitar que las historias de lenguaje indirecto puedan convertirse en un recurso que, sin querer, propicien una relación de experto entre coach-coachee deben ser utilizadas como un recurso narrativo a compartir sin ningún tipo de intención moralizante, simplemente como algo que se le ocurre y de forma natural propone por si es de ayuda. Así, en la práctica del coaching las metáforas suelen introducirse tras la exposición del problema por parte del coachee y cuando existen bloqueos utilizándose fórmulas parecidas a: el problema que usted plantea me recuerda la historia en que….

Para que las metáforas ampliadas sean eficaces es básico que se adapten al tipo de problemática o situación del coachee. Normalmente en coaching, cuanto más breve e impactante sea la historia, mejor. (Cuando se utilicen cuentos, historias más largas, que requieren de mayores recursos lingüísticos y fantasiosos por ejemplo “El monje que vendió su Ferrari, El caballero de la armadura oxidada,… deberán ser utilizados como material escrito pero no como técnica de comunicación indirecta).

Actualmente en coaching se recurre con exceso a historias de origen oriental donde los protagonistas suelen ser budistas pero es conveniente pasar un filtro cultural. A título de ejemplo y teniendo en cuenta que cada coach debe tener su propia lista de historias donde se aprenda de memoria alguna de ellas (aunque no siempre sean explicadas de la misma manera ya que en cada caso se adaptaran al problema y situación), sugerimos dos historias con un valor generalizable alto:

  • ¿ALERGIA A LAS ROSAS? … la historia de un chico alérgico a las rosas que toda su vida hizo lo posible por evitar el contacto con ellas. Un día cuando regresa a su casa descubre que su madre coloco un gran ramo de rosas en el centro de la mesa del comedor. A pesar de todos los tratamientos de desensibilización que había recibido el chico, tuvo una reacción tal que hubo que llevarlo al hospital. Sin embargo…. el ramo de rosas era de plástico Origen: Guy Carneau, Las enseñanzas del corazón
    • Tema central: Los obstáculos mentales
    • Finalidad: Cuestionar mapas mentales y actitudes emocionales que impiden los procesos de cambio.
  • LOS MONOS Y LOS PLÁTANOS. … Un equipo de científicos colocó a cinco monos en una jaula y, en su interior, una escalera y, sobre ella, un montón de plátanos. Cuando uno de los monos subía a la escalera para coger los plátanos, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre el resto. Después de algún tiempo, cuando algún mono intentaba subir, los demás se lo impedían a palos. Al final, ninguno se atrevía a subir a pesar de la tentación de los plátanos.
    • Entonces, los científicos sustituyeron a uno de los monos. Lo primero que hizo el nuevo fue subir por la escalera, pero los demás le hicieron bajar rápidamente y le pegaron. Después de algunos golpes, el nuevo integrante del grupo ya no volvió a subir por la escalera. Cambiaron otro mono y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo en la paliza al novato. Cambiaron un tercero y se repitió el hecho. El cuarto y, finalmente, el último de los veteranos fueron sustituidos. Los científicos se quedaron, entonces, con un grupo de cinco monos. Ninguno de ellos había recibido el baño de agua fría, pero continuaban golpeando a aquel que intentaba llegar a los plátanos. Si fuese posible preguntarle a alguno de ellos por qué pegaban a quien intentase subir a la escalera, seguramente la respuesta sería: “No sé, aquí las cosas siempre se han hecho así”.
    • Tema central: Resistencias al cambio. Normas informales: cultura organizativa.
    • Finalidad: Como el miedo impide progresar. Cuestionarse las creencias de grupo. Posibilidades de cambio en la cultura organizacional.

La introducción del humor o de la provocación en las sesiones de coaching es otra estrategia de comunicación indirecta muy utilizada ya que, cuando son utilizadas desde el respeto (se pueden ridiculizar o bromear sobre ciertos comportamientos pero siempre respetando a la persona), resultan eficaces para sacar al coachee de sus referencias actuales.

Por ejemplo, ante una queja mostrada por el coachee “soy poco interesante, la gente se aburre cuando hablo” se le puede responder con una estrategia de comunicación indirecta que produzca sorpresa como “sí, es verdad, en mi vida nunca me había encontrado con alguien tan poco interesante” lo cual provoca sorpresa y puede introducir referencias nuevas en la percepción del problema que ayuden a abordarlo desde nuevas perspectivas. así, el coach podría seguir: “no te sorprendas… ¿no querrías que te dijese una vez más. “pero usted no es poco interesante, es un problema de confianza”?, seguramente hace mucho tiempo que escucha esto y los demás intentan tranquilizarle así, pero por lo que veo no ha surtido efecto. El motivo, no lo sé… A partir de ese momento se puede empezar a tratar el problema desde nuevas perspectivas.

El humor y la provocación (para que sean productivos) no pueden ser planeados de forma anticipada sino que surgen de manera espontánea. De cualquier forma, se trata de estrategias arriesgadas.

Esperamos que te haya resultado interesante este post y que te haya ayudado a ampliar tus conocimientos en esta área, por ello nos gustaría conocer tu opinión. ¡No olvides dejar tu comentario!

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú