La estimulación cognitiva es un conjunto de ejercicios y de actividades destinadas a mejorar y/o mantener las capacidades mentales de una persona a lo largo del tiempo. Se basa en los principios de la plasticidad cerebral según los cuales la realización de ejercicios mentales modifica y crea nuevas conexiones en el cerebro.

Hoy en día, la esperanza de vida en nuestro país ha aumentado de forma considerable  y así España, con una media de 83 años, es el segundo país con mayor esperanza de vida.

Conforme envejecemos, y en relación a factores biológicos, ambientales, sociales, familiares  y, de manera especial,  al grado de estimulación se produce una disminución en las capacidades psicofísicas e intelectuales de los individuos.

Desde este marco los talleres de estimulación cognitiva se articulan como una propuesta cada vez más demandada para dar respuesta a las necesidades de este colectivo. ya que, como es bien sabido por todos, si el cuidado físico es importante para prevenir la dependencia, el entrenamiento del cerebro también influye.

Es fundamental llevar a cabo actividades, tanto sociales como intelectuales que ayuden a mantener activa la mente, favoreciendo un envejecimiento de la manera más optima. Todo lo que se ejercita se mantiene o mejora y, lo que no se ejercita, poco a poco va deteriorándose. Además de esta función de mantenimiento de la forma intelectual, o función preventiva, los talleres de estimulación cognitiva generaran estrategias compensatorias capaces de paliar los posibles déficits sufridos por la edad.

En este sentido, la principal demanda es la referida a los talleres de memoria. Los pequeños olvidos cotidianos: dónde hemos puesto las llaves, a quien teníamos que dar un mensaje, lo que hemos hecho el día anterior,… al ser auto percibidos por las personas mayores generan gran ansiedad y, sin embargo, se tratan de olvidos que, en gran parte, pueden ser paliados con el uso de estrategias mnemotécnicas en situaciones cotidianas. El entrenamiento en este tipo de estrategias, hacen que estos pequeños olvidos diarios no tengan que suponer un fracaso, eliminando en las personas mayores explicaciones a los mismos desde una posición pasiva: son cosas de la edad, no puedo hacer nada para solucionarlo,…

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú