Qué es y cómo convertirte en personal shopper

Últimamente, el término personal shopper se emplea con mucha frecuencia, ya que se trata de una de las profesiones más actuales y al mismo tiempo con más proyección de futuro. Cada vez hay más gente interesada en conocer las nuevas tendencias en la moda y vestir a la última con el fin de proyectar una buena imagen de sí mismos, cuidada e ideal. No obstante, aún hay muchas personas que no conocen la profesión de personal shopper y que tampoco saben realmente cuáles son sus funciones, debido a que es un trabajo nacido en los años 90, es decir, de forma relativamente reciente.

¿Qué es un personal shopper?

El personal shopper es un profesional especializado en moda y que se dedica a asesorar a otras personas dentro de este campo. A su vez, esta profesión abarca mucho más que acompañar al cliente a realizar sus compras. La persona que se dedica a esta profesión destaca por ser experta en las últimas tendencias y una de sus múltiples funciones es ayudar a su cliente a encontrar su propio estilo, a conocerse mejor con el fin de potenciar todo lo bueno que tiene a nivel de imagen y a disimular lo que no le gusta tanto de sí mismo.

Para un entendido en moda, el asesoramiento tiene una importancia esencial, ya que permite ofrecer un servicio único y personalizado a los clientes para aconsejarles sobre qué vestimenta es la más adecuada según su aspecto o para acudir a determinados eventos.

El servicio que ofrece el personal shopper aporta una cantidad enorme de ventajas a sus clientes, pues es un trabajo que no solamente tiene una incidencia en el momento de la asesoría como tal o de realizar las diferentes compras, sino que ayuda a afrontar de la mejor manera posible y con estilo también las compras futuras. De este modo, además del dinero que puede ahorrarse sabiendo qué comprar y qué no, también hay que tener en cuenta el tiempo ahorrado, por su mejor utilización, para realizar cualquier otro tipo de actividades.

¿Cómo llegar a ser personal shopper?

Para llegar a ser un buen personal shopper hay que tener un alto conocimiento sobre imagen personal y sobre moda, ya que previamente hay que realizar un trabajo de estudio de la imagen del cliente y emplear en él conocimientos en colorimetría, morfología y visagismo con el fin de sacar lo mejor de cada persona y ayudarle a potenciar su imagen.

Entre las cualidades que debe tener un profesional perteneciente a esta área destacan la capacidad de observar, valorar, analizar, proponer y finalmente asesorar al cliente. Además, debe tener una gran capacidad comunicativa, ya que la relación entre cliente y asesor debe ser cercana para poder a conocer sus gustos, aspiraciones y su estilo de vida.

Sin embargo, esto no sería todo el desempeño laboral de un personal shopper, ya que todas estas aptitudes detalladas tienen que estar acompañadas de la creatividad, de la imaginación y de la memoria visual para tener un verdadero impacto en el cliente, aunque, lo más importante seguramente sean las habilidades comerciales y el don de gentes.

Tipo de funciones del personal shopper

  • Asesoramiento en la vestimenta: Es habitualmente la función primordial entre estos profesionales de la moda. Saber identificar qué sienta bien y qué no y encontrar los cortes de las prendas más favorecedores y los complementos perfectos es una de las tareas más requeridas. Para ello, deben estudiar previamente el color de la piel y saber qué colores son los que mejor combinan para acertar con tu imagen ideal.
  • Cambio de imagen: A menudo, muchas personas que contratan estos servicios suelen desear un cambio de look radical o parcial para renovarse, verse distintas o sentirse más cómodas consigo mismas. Una voluntad que va asociada con frecuencia a nuevas etapas, a situaciones laborales concretas o a el anhelo de querer evolucionar de la mano de la moda actual o debido a circunstancias más personales.
  • Análisis de armario: Se trata de revisar tu armario y ver qué tipo de prendas incluye para, a partir de ese momento, decidir cuáles se deben conversar y cuáles no y posteriormente aprender a combinarlas. Aunque no es una de las funciones más habituales por parte de los personal shopper, al final también se trata de hallar y de realzar el estilo que mejor sienta al físico, la personalidad y la aspiración del cliente.
  • Ruta de compras: Esta función acostumbra a estar muy ligada al asesoramiento en la vestimenta, ya que tras haber estudiado y diseñado previamente una ruta de tiendas muy concreta, los personal shopper ayudan a elegir las prendas más acordes al estilo de vida y al presupuesto de cada uno de sus clientes.
  • Compras por encargo: Cada vez son más las personas que no tienen tiempo para dedicarlo a ir de compras. Aunque pueda parecer una de las actividades favoritas para muchas personas, otras tantas prefieren encargar esta tarea a un profesional. Para ello, se hace un estudio de la persona muy personalizado y pormenorizado con el fin de que el personal shopper pueda realizar la ruta sin la compañía del cliente.

Podemos afirmar, por lo tanto, que la función principal de los personal shopper se centra en un primer momento en buscar y seleccionar las tiendas y las prendas idóneas para elegir posteriormente lo que mejor sienta al cliente dentro de su estilo. Una tarea que además conlleva un ahorro de tiempo considerable, ya que permite ayudar a la persona que contrata a un personal shopper a encontrar de una forma adecuada, trendy, muy eficaz y precisa el estilo propio y a proyectar una imagen segura y con la que se sienta identificado,  potenciando a su vez los puntos fuertes de su imagen y disimulando los menos positivos.

FORMACIÓN RELACIONADA: Curso de Estilismo y Personal Shopper

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú