Qué es la Reserva Cognitiva y cómo preservarla en el tiempo

Si dos personas sufrieran un ictus cerebral de la misma extensión y localización, parecería lógico pensar que los efectos sobre sus funciones mentales serian de similar gravedad y, sin embargo, esto no siempre es así ¿de qué depende eso?

Con el objetivo de explicar por qué algunas personas con los mismos daños neuronales y la misma edad no presentan la misma sintomatología o los mismos daños cognitivos surge el concepto de reserva cognitiva, que puede ser definida como:

Capacidad de activar otras redes neuronales alternativas en el caso de que existan demandas crecientes, por ejemplo en el caso del deterioro de la edad o de la presencia de enfermedades como Alzheimer, de tal manera que los síntomas de estas enfermedades o procesos sean menos severos.

El hecho de que la reserva cognitiva tenga un sustrato biológico en base a características cerebrales innatas tales como el tamaño del cerebro, el número y la densidad neuronal o la calidad y cantidad de sinapsis y un sustrato adquirido que depende del ambiente y de las habilidades que la persona ha ido desarrollando a lo largo de su vida nos permite diferenciar entre dos tipos de reserva cognitiva: la activa y la pasiva.

Reserva pasiva

También conocida como reserva cerebral. Se definió como el tamaño físico del cerebro: el número de neuronas en el cerebro.

Algunas investigaciones han demostrado que aquellas personas con cerebros más grandes, con más neuronas o más sinapsis serían más resistentes al daño ya que cuentan con una mayor porción de su cerebro funcionando adecuadamente tras la lesión cerebral. El término pasivo se utiliza porque no podemos cambiar el tamaño de nuestro cerebro.

Reserva activa

O solamente reserva cognitiva. Se refiere a la capacidad cerebral para compensar los cambios en las estructuras cerebrales relacionadas con la edad o una determinada patología.

La reserva activa evitaría que la capacidad de funcionamiento cerebral se vea mermada y que, personas de elevada edad o con daños cerebrales presenten un funcionamiento cognitivo mejor a lo esperado ya que sus redes neuronales son capaces de poner en marcha procesos compensatorios.

Entonces, ¿previene la reserva cognitiva las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o la demencia senil?

Aunque actualmente no se dispone de ninguna investigación que pueda demostrar con rotundidad que la reserva cognitiva pueda prevenir la aparición y el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas lo que sí ha quedado demostrado es que la reserva cognitiva parece estar asociada con el retraso de los síntomas. Es decir, una reserva cognitiva alta no detiene el proceso neurodegenerativo pero actúa como factor protector de la aparición de síntomas.

El cerebro con mayor reserva cognitiva es capaz de retrasar la aparición de los síntomas relacionados con la demencia, pero no eliminarlos. De esta forma, y al no estar relacionada con la enfermedad en sí sino con sus síntomas es por lo que mayores niveles de reserva cognitiva se relacionan con un mayor periodo de tiempo sin la aparición de los síntomas aunque, cuando aparecen los primeros síntomas son mucho más intensos ya que parece ser que el cerebro llega a un punto en el que ya no es capaz de compensar los daños.

Así, los estudios también han demostrado cuales son los factores que se encuentran relacionados con una mayor reserva cognitiva, destacándose que son las personas con mayor nivel educativo, una vida laboral activa y mayor participación en actividades de ocio y estimulantes las que presentan mayor reserva cognitiva. Estos factores, por su parte, se encuentran directamente relacionados con el nivel socioeconómico siendo por tanto, difícil diferenciar la influencia de cada uno de ellos.

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

2 Comentarios. Dejar nuevo

Angeles M Villegas Pastrana
2 mayo, 2018 12:36 pm

Hola

Responder
    divulgacióndinámica
    9 mayo, 2018 1:21 pm

    Hola Ángeles, bienvenida a Divulgación Dinámica Formación. ¿En qué podemos ayudarte? 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú