Primeros auxilios en casa: Guía y técnicas básicas

¿Sabías que cada 24 segundos se produce un accidente doméstico en nuestro país? Los accidentes en el hogar son más frecuentes incluso que los accidentes de tráfico, siendo las caídas el principal motivo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un accidente es un suceso no premeditado cuyo resultado es un daño corporal identificable.Por tanto, cualquier corte, resbalón o golpe es considerado accidente, independientemente de su gravedad. En el caso en que se produzca alguno, debemos realizar los primeros auxilios, que son medidas de urgencia que se adoptan hasta que la persona que ha sufrido el accidente se recupere o pueda recibir la atención sanitaria especializada.

Cuando se produzca un accidente, debemos seguir el método PAS: Proteger, Avisar y Socorrer. Además, mantener la calma, saber qué hacer y qué no hacer, priorizar las actuaciones, examinar al herido y no darle de beber, son cuestiones a tener en cuenta.

En el caso de los accidentes domésticos, los principales escenarios donde se producen, ordenados por los más frecuentes, son la cocina, el baño, el dormitorio, la sala de estar y el jardín, y los grupos que más riesgo tienen de padecerlos son:

  • Niños menores de 5 años,
  • Personas mayores de 65 años
  • Mujeres mayores de 45 años.

Pero, ¿cuáles son los más frecuentes y cómo debemos actuar en caso de que se produzcan?

1. Heridas y hemorragias

Se producen por el contacto de la piel con objetos cortantes o punzantes.

¿Cómo actuar?

  • Si tras la herida se produce una hemorragia, debemos taponarla haciendo presión fuerte sobre la misma.
  • Si continúa el sangrado, habrá que hacer un torniquete.

 

2. Quemaduras

Se producen por el contacto de la piel con objetos, partículas o líquidos a temperaturas elevadas o por la acción del frío, la electricidad, sustancias químicas o radiación.

¿Cómo actuar?

  • Apartar al accidentado de la fuente de calor.
  • Si la ropa estuviera en llamas, intentar apagarla con una manta o hacer que ruede por el suelo. No quitar la ropa, salvo si es quemadura por producto químico, ya que corroe la piel.
  • Calmar el dolor, sumergiendo la parte afectada en agua durante diez minutos.
  • Cubrir la zona con apósitos estériles para evitar infecciones.
  • No aplicar sobre las quemaduras ningún tipo de pomada, loción o aceite.
  • Mantener a la persona hidratada si está consciente.

 

3. Caídas y golpes

Se producen al perder el equilibrio, resbalarse, utilizar elementos poco adecuados para alcanzar objetos o dejar objetos en los lugares de paso.

¿Cómo actuar?

  • Si se produce un hematoma, utilizar hielo para calmar el dolor y reducir la inflamación o aplicar un analgésico o pomada antiinflamatoria.
  • Si se produce un esguince, luxación o fractura, evitar que el accidentado se mueva e inmovilizar la parte afectada con una férula y vendas, tablilla, pañuelos, etc. manteniendo sujetas las articulaciones más próximas a la fractura.

 

4. Atragantamiento

Se produce cuando se introduce por la boca o nariz algún objeto que obstruye las vías respiratorias, por algún alimento o por la propia saliva.

¿Cómo actuar?

  • Si es un atragantamiento leve, animar a la persona a toser. Si no puede, inclinarlo hacia adelantesosteniéndole el tórax con una mano y darle golpes secos en la columna entre las dos escápulas con la otra.
  • Si es más grave, realizar la maniobra de Heimlich, abrazando a la persona por detrás y con las manos entrelazadas por encima de la cintura, apretar con fuerza hacia arriba 4 veces.
  • Si está inconsciente, tumbarlo boca arriba con la cabeza ligeramente ladeada y sentados encima, poner las manos una encima de otra en el epigastrio presionando con fuerza hacia el tórax.
  • Si sigue sin funcionar, realizar la maniobra de RCP (Reanimación cardiopulmonar).
En caso de que sea un bebé, seguiremos los siguientes pasos:

  1. Colocamos al bebé en posición de decúbito prono, sosteniendo su cuerpo con el antebrazo y su cara con nuestra mano. La cabeza debe estar a un nivel más bajo que el tronco.
  2. Golpeamos en la espalda, entre los omóplatos, con el talón de la mano. Repetimos unas cinco veces.
  3. Revisamos si podemos ver el cuerpo extraño para proceder a retirarlo.
  4. Si se desvanece o queda inconsciente comenzar con la maniobra de RCP indicada para esta edad.

 

¿Cómo realizar la maniobra RCP?

Si se produce una parada cardiorespiratoria, realizaremos la RCP. Te dejamos algunos vídeos que te muestran cómo hacerla en adultos

y en bebés

5. Intoxicaciones y envenenamientos

Suelen producirse cuando ingerimos o inhalamos cualquier producto tóxico o alimentos en mal estado.

¿Cómo actuar?

  • Tener a la vista el número de urgencia y del Servicio Nacional de Toxicología
  • Identificar la sustancia ingerida, manteniendo una muestra o con la etiqueta del producto.
  • Provocar el vómito si son medicamentos o insecticidas, previa ingesta de abundante agua.
  • No provocar el vómito si son sustancias como la lejía, ácidos…
  • Dar a beber leche con claras de huevos para hacer una película en el estómago en caso de ingerir ácidos. Para productos como lejía, amoniaco, etc. beber vinagre diluido en agua o zumo de limón.
  • Si es intoxicación por gas, retirar al accidentado del ambiente nocivo.

 

6. Electrocuciones

Se producen cuando las instalaciones y aparatos eléctricos de las casas se encuentran en mal estado o si se introduce algún objeto en la toma de corriente.

¿Cómo actuar?

El calambrazo no supone un daño muy fuerte, pero si la electrocución es más grave se deberá:

  • Separar con rapidez a la persona de la corriente, pero NUNCA tocarla directamente si sigue en contacto con la corriente. Utilizar el palo de una escoba, una toalla, papel de periódico enrollado, cuerdas, etc. para separarla.
  • Cerrar el interruptor general de la corriente de la casa.
  • Controlar los signos vitales de la persona (respiración pulso) y realizar la RCP si procede.
  • En caso de quemaduras en la piel actuar como anteriormente hemos comentado.

En cualquier caso, la prevención es la mejor actuación para evitar accidentes domésticos. Para ello, algunas de las consideraciones que hay que tener en cuenta son:

También puede interesarte…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú