WeCreativez WhatsApp Support
¿Tienes alguna consulta? Escríbeme por Whatsapp y te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Hola, soy Socorro! ¿Tienes alguna consulta sobre nuestra formación?

8 películas para desarrollar la Inteligencia Emocional

El objetivo principal de la educación es favorecer el desarrollo integral del individuo, contemplando todas sus dimensiones, entre las que se encuentra la emocional.

Lo seres humanos tenemos tanto mente racional, relacionada con la capacidad de emitir pensamientos de manera lógica y analítica, un proceso del cual somos totalmente conscientes, como mente emocional encargada de los sentimientos e impulsos.

Si hasta finales del siglo XX la educación se ha centrado casi exclusivamente en desarrollar la mente racional a través de la instrucción cognitiva: adquisición de conocimientos en lenguaje, matemáticas, ciencias naturales y sociales, idiomas,… a partir de la aparición del término Inteligencia Emocional la educación empieza a considerar a los sentimientos y emociones como factores fundamentales para el desarrollo integral de la persona.

El cine tiene capacidad para generar un fuerte impacto emocional en las personas y además, cuando vemos cómo otras personas viven y expresan sus emociones somos capaces de analizarlas y reflexionar sobre ellas sin sentirnos juzgadas. Las películas están llenas de oportunidades para aprender a reconocer las emociones de sus diferentes personajes, empatizar, ver cómo las emociones de los demás influyen en las nuestras,… Por esto, el cine es una gran herramienta para educar en emociones.

Algunas de las películas que podemos utilizar para trabajar formalmente educación emocional pero también para ver en familiar y reflexionar sobre ellas o utilizarlas en casos concretos, por ejemplo la muerte de un familiar, la enfermedad,… y, en definitiva, enriquecernos emocionalmente y aumentar la capacidad de empatizar son:

1. Del revés (Inside Out)


Comenzamos por una película que no puede faltar al hablar de educación emocional. En esta película de Disney las emociones son, literalmente, las protagonistas. Una película con un profundo significado tanto para pequeños como para mayores que nos invita a conocer las emociones básicas como la “alegría”, la “tristeza”, la “ira”, el “miedo” y el “asco” y nos muestra cómo es el proceso cada vez que nos invade un sentimiento: cómo surgen, sus consecuencias y las formas de gestionarlos.

¿Sabías que aunque las investigaciones hablan de seis emociones básicas, de esas seis, “sorpresa” fue eliminada porque no encajaba bien en la película? ¿Y que cada emoción tuvo cientos de versiones en la fase de diseño hasta conseguir la definitiva basada en una forma geométrica básica o un dibujo? Así:

2. Wonder


Esta película aborda temas como el acoso escolar, la autoestima, el autoconcepto, el respeto y la tolerancia hacia la diferencia, aceptación…

Narra la vida de Auggie Pullman, un niño de 10 años nacido con una malformación facial, el Síndrome de Treacher Collins, que le ha obligado a vivir de hospital en hospital siendo operado hasta en 27 ocasiones. Su vida ha transcurrido entre las paredes de su casa, junto a su familia y su perrita Daisy. Su madre, se ha encargado de educarle hasta ahora, pero ha llegado la hora de que conozca mundo y se enfrente a su mayor reto: ir por primera vez al colegio e intentar ser aceptado por profesores y compañeros, pese a ser diferente al resto.

3. Coco


Coco es una película de Disney y Pixard que está inspirada en la celebración mexicana del Día de los Muertos. Su protagonista es Miguel Rivera, un niño de 12 años cuya pasión es la música, no obstante está restringida en su casa desde generaciones anteriores. Pero es tal su atracción por la misma que le llevará a adentrarse en el «Mundo de los muertos». Allí Miguel conoce su verdadero legado familiar.

Esta película supone una ayuda para gestionar el duelo, uno de los procesos más difíciles tanto en niños como en adultos.

4. Birdman


Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia. Protagonizada por Michael Keaton, y premiada en los Oscar de 2014, ‘Birdman’ cuenta la historia de un actor en ciernes, que fue una vez popular por interpretar a un famoso superhéroe, que tendrá que hacer frente a su ego y sus problemas familiares, con tal de levantar una obra en Broadway que supondrá su última esperanza en el mundo del espectáculo. A lo largo de todo este proceso debe enfrentarse a sus emociones y saber cómo expresarlas. Así mismo, nos habla de crecimiento personal y de autorrealización.

5. En busca de la felicidad


Primera película que Will Smith protagonizó junto a su hijo. Está basada en la historia real de Chris Gardner, quien invierte todos sus ahorros en desarrollar escáneres de densidad ósea portátiles para vender a los médicos. Tras fracasar y quedarse en bancarrota, su mujer lo abandona, dejando a su hijo a su cargo. Ambos tienen que enfrentarse a la difícil situación de vivir en la calle y empezar desde cero.

Esta película permite reflexionar sobre la felicidad, los sueños, el sacrificio, la frustración y la superación de dificultades enseñando qué significa el valor y la capacidad de superar obstáculos pese a la adversidad.

6. Juno


Juno MacGuff (Ellen Page) es una adolescente embarazada de 15 años que decide dar al bebé en adopción pero antes, debe encontrar a los padres. A lo largo de la película la protagonista reconoce con una asombrosa facilidad sus emociones y aquello que desea así como las necesidades emocionales de las personas que le rodean.

7. La mecánica del corazón


Una película de animación francesa basada en el libro homónimo del escritor, cantante y director de cine Mathias Malzieu. Cuenta la historia de Jack, un niño que nace en la ciudad de Edimburgo en un día tan frío que su corazón se congela y para reanimarlo le implantan un reloj de cuco. Eso sí, tiene que seguir unas reglas: no tocar las agujas del reloj, dominar el sentimiento de la furia y nunca enamorarse si quiere que el reloj de cuco no se pare. Todo cambia para Jack tras conocer a una chica que le ‘robará’ su corazón.

La mecánica del corazón es una fábula que nos habla de superar obstáculos, ser diferentes y reconocer y gestionar nuestras emociones.

8. ‘Home: Hogar, dulce hogar’


Tras cometer un error que pone en peligro a su raza, Oh, uno de los alienígenas Booy, que ha invadido la Tierra, se ve obligado a huir. En su escapada conoce a Tip, una muchacha que busca a su madre y con la que formará una peculiar pareja. Durante toda la película resulta interesante el trabajo de caracterización de Oh, que cambia de color en función de sus emociones, aspecto sobre el que trabaja de manera directa la película, tocando otros aspectos como la pérdida, la esperanza, el positivismo o la convivencia.

Estas son solo algunas de las películas que podemos utilizar para trabajar la inteligencia emocional, aunque hay muchas otras ¿Y tú, quitarías o añadirías otra película?

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú