WeCreativez WhatsApp Support
¿Tienes alguna consulta? Escríbeme por Whatsapp y te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Hola, soy Socorro! ¿Tienes alguna consulta sobre nuestra formación?

Los juguetes y el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad)

Un juguete siempre le va a gustar a cualquier niño así que, no pensemos que elegir un juguete para un niño con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) es una elección especial.

Sin embargo, acertar con el juguete perfecto no siempre es fácil y así, además de tener en cuenta la edad y los gustos del pequeño podemos atender varios detalles para que los niños con TDAH, al mismo tiempo que disfrutan de ese juguete que hemos pensado para ellos, puedan obtener beneficios asociados.

Una de las primeras recomendaciones no es sobre el tipo de juguetes sino sobre la necesidad de controlar el número de juguetes que reciben los pequeños ya que, mientras más regalos se reciben menos se valoran y más rápidamente se aburren de ellos. En general se recomienda apostar, en lugar de por la cantidad, por la calidad de los juguetes y así, psicólogos y pedagogos advierten que la abundancia de regalos crea niños inmaduros e insaciables que a la larga se convierten en adultos insatisfechos.

En el caso de un niño con TDAH no se le deben de regalar más de tres juguetes a la vez ya que, mientras más opciones más difícil les resultará centrarse y descubrir los juguetes. Recuerda que a estos pequeños les cuesta más ignorar un juego o actividad para centrarse en otra y, por tanto, les va a resultar difícil divertirse con un solo juego teniendo muchas más opciones a estrenar. Ten en cuenta que estos niños son impulsivos, les cuesta focalizar lo esencial de cada situación, se despistan con estímulos secundarios, son inquietos y cambian de una tarea a otra en pocos minutos sin finalizarla.

mientras más regalos se reciben, menos se valoran y más rápidamente se aburren de ellos

Además, suele ser habitual que los adultos ante un niño con un nivel de frustración elevado o con una alta demanda de atención y/o bienes materiales, como suele ser habitual en niños con TDAH se les obsequien mayor número de regalos. En esto casos, a pesar de las peticiones y demandas excesivas del niño, se debe tender a una reducción de los mismos y siempre en equilibrio con su comportamiento con el objetivo de enseñar el valor de los objetos y la necesidad de conformidad con lo recibido. Así, otra recomendación es evitar concentrar los regalos en Navidad o en su cumpleaños ya que repartiendo los juguetes durante todo el año se consigue que el niño valore más cada juguete ya que el cerebro del niño con TDAH tiene una constante necesidad de novedad.

Y, de la multitud de juguetes que podemos encontrar…

¿Cómo podemos saber cuál es el juguete perfecto para un niño con TDAH?

Teniendo en cuenta que no se puede diferenciar entre juguetes para niños con TDAH y juguetes convencionales lo más importante para acertar con nuestro regalo es considerar y tener en cuenta los gustos e intereses de nuestros pequeños.

Los niños con TDAH, al igual que cualquier niño necesitan juguetes cuyo objetivo sea meramente lúdico y no exclusivamente juguetes educativos o pensados para fomentar determinadas destrezas. Así, en función de su edad, sus gustos e intereses buscaremos juguetes que le gusten y les causen placer evitando, en cualquier caso, aquellos que aumenten considerablemente la excitación, como algunos videojuegos. Sin embargo, será el juego en sí más que el juguete ya que, por ejemplo si resultaran adecuados los videojuegos que incorporan el movimiento físico, por ejemplo el Music Evolved, el Just Dance o el Wii fit.

Los juegos en pareja, como los Memory, damas, cartas, Tres en raya o Conecta 4 , el Quién es Quién,… para jugar un adulto con un niño con problema de atención y/o hiperactividad suelen ser muy adecuados ya que, además de ayudarles en aspectos como planificación, reflexividad, razonamiento o toma de decisiones permiten que el niño cuente con la ayuda y supervisión de un adulto que le guía y le enseña a pensar. Sin embargo, hay que tener cuidado en que sean juegos que no ocupen tiempos largos o que requieran demasiada concentración, como el ajedrez.

Juguetes niños TDAH memory quien es quien

Por su parte, los juegos de mesa grupales en sus múltiples variedades: deducción, cartas, estrategias, de competencia, de cooperación,…, que pueden adaptarse a gustos y edades diversas, son muy recomendables para mejorar aspectos como respetar turnos, respetar reglas o tolerancia a la frustración. Aunque al jugarse con iguales requieren de un adulto que realice funciones de mediador son actividades con las que, además de disfrutar de una actividad lúdica se refuerzan áreas deficitaria a la vez que se involucra en actividades de grupo.

Es conveniente que sean juegos que no expongan al niño a situaciones demasiado competitivas. Un juego de mesa que resulta apropiado para compartir en grupo de edades diversas, con reglas muy sencillas y con éxito asegurado es Pictureka . Consiste en un tablero con distintas imágenes dibujadas “como a bolígrafo” donde hay que buscar lo que nos dicen las cartas por ejemplo: Busca una persona con sombrero.

Las actividades plásticas: caballetes de pintura, plastilinas, arcillas, juegos de manualidades,… así como instrumentos musicales son, siempre que al pequeño le interese, además de divertidas muy beneficiosas para la concentración, la regulación emocional y el desarrollo de la autoestima.

Los cuentos son, en general, un regalo bastante recurrente y, sin embargo es frecuente que los niños con TDAH se encuentren desmotivados por los mismos. Para acertar con libros y cuentos proponemos los libros-juegos, libros que, sin la participación del menor carecen de sentido por ejemplo libros en el que el niño debe buscar elementos escondidos, mover el libro, desplegar escenarios en 3D, elegir entre varias opciones para avanzar o realizar todo lo que el libro pide para poder continuar en la historia ¿Conoces el animalario universal? Sin duda un álbum pionero de los libros-juegos recomendable para regalar a cualquier edad.

Otro tipo de juguetes recomendable para los niños con TDAH son aquellos pensados para regular su nivel de actividad. Para ello se utilizan juguetes que estimulen las sensaciones y permitan al niño redirigir su atención, como los spinners o juguetes giradores y otros juguetes anti estrés como las pelotas sensoriales, los muelles de colores, los fidget con lastres, las pulseras de lentejuelas o las botellas sensoriales.

Y por último, no debemos olvidar que los juguetes no son para que los niños jueguen solos. Además, la mayoría de estos niños dan lo mejor de sí cuando están en una situación controlada, donde conocen claramente las reglas y, por tanto, una vez elegido nuestro regalo para implicar al menor en el juego se requiere que los adultos lo conozcan y dediquen un tiempo y espacio para jugar y disfrutar junto a ellos.

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú