Las 15 personalidades con TDAH más célebres

El TDAH es el acrónimo de trastorno por déficit de atención e hiperactividad, una afección de la que no se conocen sus causas con demasiada claridad, aunque sí sabemos que intervienen factores genéticos y ambientales y que trae consigo una alteración del sistema central.

Por lo general, es uno de los trastornos infantiles más difíciles de diagnosticar, ya que los síntomas que se le atribuyen pueden ser comportamientos esperables en cualquier persona. Es decir, excesivo movimiento, constante inquietud e incluso una gran curiosidad por el entorno. No obstante, también existen síntomas más fáciles de identificar como la impulsividad, la falta de atención o la dificultad de relacionarse.

Son muchas las personas a quienes afecta este trastorno de la conducta y entre ellas también una gran cantidad de personajes célebres. Para algunos ha podido suponer una anomalía, pero en otros casos, a tenor de las dificultades que han tenido que afrontar y superar, les ha permitido desarrollar en mayor grado otro tipo de características como la creatividad o ha supuesto a la larga un refuerzo positivo para su personalidad. A continuación repasamos 15 personalidades célebres que han padecido o padecen TDAH.

1) Simone Biles

Fue la propia gimnasta y campeona olímpica estadounidense quien confirmó a sus 19 años estar tomando medicamentos para tratar el TDAH. Llegó incluso a saltar una falsa alerta como posible dopaje a raíz de su tratamiento, pero la noticia real es que supuso una lección sobre la posibilidad de ser exitosa en un deporte que exige tanta concentración a pesar de sufrir este tipo de trastorno.

2) Ryan Gosling

El célebre actor canadiense, protagonista de títulos como ‘El diario de Noa’, ‘Drive’ o ‘La La Land’ convive con el TDAH desde que se lo diagnosticaron durante su niñez. Un hecho que le provocó bastantes problemas durante su etapa en el colegio debido a que era incapaz de leer y que le llevó a sufrir episodios de bullying.

3) Sylvester Stallone

Durante su infancia, el icónico actor de películas de acción sufrió varios episodios conflictivos en el colegio, lo que le llevó a ser expulsado de más de 14 centros escolares. Era un niño salvaje y muy inquieto debido al TDAH. No obstante, el trastorno no le impidió convertirse en un icono desde los años setenta.

4) Jennifer Lawrence

La joven actriz es una de las mejores pagadas a nivel mundial y cuenta con un Oscar por su papel en ‘El lado bueno de las cosas’. Sin embargo, su infancia no fue en absoluto fácil. Sin ir más lejos, en el colegio la llamaban “nitro” por su hiperactividad permanente, justo antes de que le diagnosticaran TDAH.

5) Michael Jordan

El jugador de baloncesto más famoso de todos los tiempos también sufre TDAH desde pequeño. Su hiperactividad llegó hasta el punto de que varios doctores y profesores le dijeron a su madre que no podría hacer nada con gran éxito en su futuro laboral debido a su flagrante falta de concentración. Actualmente, es considerado uno de los mejores deportistas de toda la historia.

6) Michael Phelps

Es el deportista olímpico más laureado de siempre gracias a las 28 medallas conquistadas en Juegos Olímpicos. El celebérrimo nadador aprovechó una rueda de prensa para afirmar que durante su adolescencia fue diagnosticado de TDAH. A pesar de que una de sus profesoras le dijo que nunca llegaría a conseguir nada importante en su vida, utilizó la natación como terapia frente al trastorno.

7) Usain Bolt

Y de un icono olímpico pasamos a otro. El velocista jamaicano es uno de los casos más sorprendentes. El plusmarquista mundial de los 100 y los 200 metros lisos tuvo una infancia complicada debido a que era un adolescente muy inquieto e hiperactivo, lo que acabó afectando a su educación. Aún así, el TDAH no pudo frenarlo, ya que halló en el atletismo y la velocidad su vía de escape y de expresión.

8) Bill Gates

El magnate de la informática, cofundador de Microsoft y una de las personas más ricas del mundo fue un niño que hacía un montón de preguntas debido a su extrema curiosidad. Más tarde, a raíz de su falta de rendimiento en los estudios con motivo de su TDAH, se vio obligado a abandonar la Universidad de Harvard, lo que no le impidió fundar su empresa y lanzar Windows en el año 1985.

9) Luis Rojas Marcos

El reconocido psiquiatra y divulgador sevillano fue un niño inquieto, distraído, curioso y con distintas dificultades en el aprendizaje desde muy pequeño, lo que le ha llevado a luchar activamente contra el TDAH y a compartir sus conocimientos. Una de sus especialidades, más allá de sus vastos conocimientos científicos, es tratar de ver el TDAH con humor para entender mejor cómo es la vida cuando tienes que convivir diariamente con este trastorno de la conducta.

10) Walt Disney

El famoso creador de películas y personajes de animación fue un chico que sufría graves problemas de concentración. Él prefería pasar el tiempo dibujando y soñando despierto, lo que llevó a ser calificado como “raro” por muchos de sus compañeros. Se dedicaba a repartir periódicos, lo que terminó por afectar totalmente a su rendimiento escolar, y fue despedido de algunos trabajos en medios de comunicación por las dificultades y los despistes que acarreaba su trastorno.

11) Richard Branson

El excéntrico fundador del conglomerado Virgin, que incluye desde un sello discográfico hasta una aerolínea, padeció hiperactividad desde niño, lo que le acarreó graves problemas con sus estudios desde una etapa muy temprana. A pesar de sufrir TDAH, no tuvo impedimentos para poner en marcha su propia revista con solo 16 años o ser nombrado Sir por la reina de Inglaterra en el año 2000.

12) Agatha Christie

La exitosa escritora inglesa de género policiaco fue desde su niñez considerada “la lenta” de la familia. No solo le diagnosticaron dislexia, sino también TDAH y toda su vida luchó contra ambos trastornos. Aunque poseía una muy mala caligrafía, sus obras llegaron a todo el mundo y se erigió en una de las novelistas más famosas de siempre.

13) Justin Bieber

La estrella juvenil del pop ha asegurado llevar varios años luchando y conviviendo con el TDAH. Después de haber padecido varios de los síntomas más habituales como son la hiperactividad o la dificultad en la atención y la concentración, el canadiense decidió tomar medidas como por ejemplo recibir clases especiales para poder continuar con sus estudios de la manera más adecuada.

14) Lewis Hamilton

El piloto de Fórmula 1 británico fue el más joven en ganar un Mundial y acaba de igualar a Michael Schumacher como el más laureado de la historia, con siete campeonatos. Hamilton fue un niño muy inquieto y revoltoso, que más tarde fue diagnosticado con TDAH. Sin embargo, desde que condujo su primer kart con seis años tuvo claro que quería dedicarse al mundo del motor y su inquietud o escasa concentración en otros ámbitos no supuso un inconveniente para lograrlo.

15) Daniel Radcliffe

El célebre actor de las películas de ‘Harry Potter’ ha sufrido desde pequeño dificultades en el aprendizaje y también a la hora de escribir o conseguir coordinar sus movimientos. Con solo 9 años, a pesar de que le habían detectado TDAH recientemente, su madre lo convenció para presentarse a una audición de teatro y fortalecer su confianza, llegando a convertirse hoy en una estrella de cine.

En definitiva, el TDAH puede afectar a cualquier tipo de persona, sin importar su profesión, su clase social, su edad o su origen. Como hemos visto, no hay un perfil determinado de personas a las que les afecte en mayor medida y aunque es un trastorno habitualmente de difícil detección, un correcto tratamiento puede facilitar sensiblemente su convivencia en el día a día. De este modo, la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad, así como el resto de los varios síntomas relacionados, pueden derivar en TDAH en cualquier persona.

FORMACIÓN RELACIONADA: Curso de TDAH: Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú