La teoría de las inteligencias múltiples

La Teoría de las Inteligencias Múltiples es un modelo de concepción de la mente que fue creado por el psicólogo estadounidense Howard Gardner en los años ochenta. Esta teoría se basa en romper con el modelo tradicional de la inteligencia que todos conocemos y tiene como objetivo ampliar el alcance del potencial humano, yendo más allá de las habituales cifras del coeficiente intelectual.

De este modo, Gardner entendía la inteligencia como un conjunto de habilidades, de talentos o de capacidades totalmente independientes entre sí y a las que denominó “inteligencias”. Este tipo de aptitudes se encuentran, en potencia, dentro de todas las personas y son necesarias en el ser humano a la hora de resolver problemas o elaborar productos en un contexto cultural o en una comunidad determinada.

La investigación que llevó a cabo Gardner logró identificar y definir hasta ocho tipo de inteligencias distintas que detallamos a continuación.

Tipos de inteligencias

Inteligencia lingüística

Hace referencia a la capacidad que tiene el ser humano para controlar el lenguaje y poder comunicarse con el resto de forma transversal a todas las culturas. La inteligencia lingüística no sólo se refiere a la habilidad para la comunicación oral, sino también al resto de formas que utilizamos para comunicarnos: escritura, gestualidad… Entre las personas que destacan en este tipo de inteligencia están los políticos, escritores, poetas, periodistas, actores

Inteligencia lógico-matemática

Antiguamente, esta inteligencia se consideraba la inteligencia en bruto, pues se empleaba como baremo para detectar el grado de inteligencia de las personas. Se relaciona con la capacidad para el razonamiento lógico y la resolución de problemas matemáticos. Los famosos test de cociente intelectual forman parte de este tipo de inteligencia.

Inteligencia espacial

También se conoce como inteligencia visual-espacial. A través de ella se puede observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas. Entre las personas que destacan aquí están los profesionales de las artes visuales (pintores, diseñadores, escultores…), sin embargo, también los taxistas o choferes forman parte de este grupo, ya que deben poseer un mapa mental de las calles de toda la ciudad para ejercer su trabajo.

Inteligencia musical

La música es un arte universal. Todas las culturas tienen algún tipo de música propio o típico, precisamente el motivo que llevó a Gardner a entender que existe una inteligencia musical latente en todas las personas. Los más aventajados son aquellos que son capaces de tocar instrumentos o de leer y/o componer piezas musicales con facilidad.

Inteligencia corporal y cinestésica

Es un aspecto esencial en el desarrollo de todas las culturas, pues las habilidades corporales y motrices son imprescindibles para manejar herramientas o expresar emociones. Mayoritariamente, este tipo de inteligencia destaca entre los bailarines, los actores, los deportistas, etc. Esto es debido a que son profesiones en las que se debe emplear de manera racional las habilidades físicas.

Inteligencia intrapersonal

Se refiere al tipo de inteligencia que más nos ayuda a comprender y a controlar el ámbito interno de uno mismo en lo que se refiere a la regulación de las emociones y del foco atencional. Las personas que forman parte de este grupo son capaces de acceder a sus sentimientos y a sus emociones con una actitud proactiva y a partir de ella reflexionar sobre estos elementos.

Inteligencia interpersonal

Este tipo de inteligencia ayuda a advertir aspectos de las demás personas más allá de lo que nuestros sentidos logran captar. De este modo, permite interpretar las palabras, los gestos o los objetivos de cada discurso. Entre las demás inteligencias, esta destaca por su habilidad para detectar y entender las circunstancias y problemas de los demás es más fácil para quien posee esta inteligencia. Es por ello que, entre las personas que la poseen destacan profesores, psicólogos, terapeutas, abogados y pedagogos.

Inteligencia naturalista

Este último tipo es el que permite detectar, diferenciar y categorizar los aspectos vinculados al entorno. En la inteligencia naturalista destacan los sentimientos hacia las personas, las especies animales y vegetales o en fenómenos relacionados con el clima, la geografía u otros fenómenos de la naturaleza. La observación, el reconocimiento de semejanzas y diferencias o la formulación de hipótesis son algunas de sus aptitudes más destacadas. Está presente en biólogos, paleontólogos, veterinarios, etc.

Podemos afirmar, en conclusión, que cada uno de nosotros pertenece a una de las ocho clases de inteligencia. No obstante, en la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner ninguna de las ocho es más importante que cualquier otra. De esta forma, se requiere tener conocimiento de gran parte de ellas para enfrentarnos a la vida y saber afrontar todas sus vicisitudes, independientemente de nuestra profesión o intereses.

FORMACIÓN RELACIONADA: Curso de Inteligencia Infantil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú