¿Incluir actividades ambientales o ambientalizar cualquier actividad?

Las actividades de educación ambiental constituyen un excelente recurso para trabajar en sensibilización, cambio de actitudes y modificación de conductas a la hora de relacionarnos con el medio ambiente. Y, sin embargo, no basta con explicar o enseñar conceptos medioambientales o ecológicos, resulta necesario incorporar un cambio de valores que nos permita asumir un papel activo y eficaz ante los nuevos retos que se plantean para frenar el deterioro ambiental.

Aunque la forma más frecuente de concienciación ambiental para escolares es la inclusión de juegos, talleres y actividades con contenidos ambientales, estos procesos no siempre consiguen ¡un resultado satisfactorio debido fundamentalmente a que no siempre van acompañados de una ambientalización pero ¿qué es la ambientalización?

Es posible definir la ambientalización como aquel compromiso de educadores, responsables, monitores,… para incorporar la dimensión ambiental a todas sus prácticas. Y ¿cómo ambientalizar las actividades y prácticas educativas?

La famosa regla de las tres R: Reducción, Reutilización y Reciclaje suponen un buen método para ambientalizar las actividades y prácticas educativas y así:

Reducir:

Ningún recurso debe utilizarse a un ritmo superior al de su generación. Es la más importante ya que tiene el efecto más directo y amplio en la reducción de los daños al medio ambiente.

Reducir consiste en evitar que se genere basura, comprando de forma más concienciada, utilizando los productos de la mejor manera posible, evitando gastar los recursos en exceso y más de lo necesario, rechazando lo productos de usar y tirar, …

Se compone fundamentalmente de dos acciones:

Comprar menos, lo cual reduce el uso de energía, agua, materia prima y químicos utilizados en la fabricación de los productos; disminuye las emisiones producidas en el transporte del producto, y también minimiza la contaminación producida por sus desechos y desintegración.

Utilizar menos recursos: agua, energía,… lo se puede lograr con sistemas de iluminación más eficientes, buenos hábitos como desenchufar los aparatos eléctricos cuando no están en uso, hacer un uso responsable del agua,…

Reutilizar:

Significa dar más vida a cada producto desde que se adquiere hasta que se tira ya que la mayoría de los bienes pueden tener más de una vida útil. Por ejemplo, una botella de refresco se puede rellenar (el mismo uso) o se puede convertir en un porta-velas o maceta.

Reciclar:

Es la erre más habitual en la población en general “separando la basura generada en función de los diversos contenedores” y, sin embargo, es la menos eficaz para el medioambiente. Se trata de rescatar lo posible de un material que ya no sirve para nada (conocido como basura) y convertirlo en un producto nuevo. Por ejemplo una caja de cartón puede ser triturada y convertida en papel.

Hay que aclarar que para reciclar los materiales deben tener ciertas cualidades que les permitan ser reciclados, puesto que no todo puede serlo. Además, reciclar no es algo sencillo: es un proceso que cuesta y que necesita medios especiales para hacerse aparte de que, los objetos y materiales reciclables solo aceptan un cierto número de procesos de reciclado.

Prácticamente toda la basura que se genera en los centros educativos, a excepción de la basura de origen higienico-sanitario: pañales, pañuelos desechables, toallas sanitarias,… puede reutilizarse y/o reciclarse,

A medida que las tres erres ecológicas se han asentado en la población en general, organizaciones como Greenpeace proponen tres ”R” más, estableciendo así la regla de las seis R :

  1. Repensar sobre nuestros hábitos y modo de vida, especialmente con respecto a cómo definimos nuestras necesidades básicas.
  2. Reestructurar el sistema económico para que el enfoque principal contemple los costos sociales y ambientales en el cálculo final de los bienes de consumo.
  3. Redistribuir, para que todos tengamos un acceso equitativo a los recursos.

¿Qué crees que es más importante: ambientalizar o incluir contenidos específicos de educación ambiental? ¿Cómo crees se puede incorporar la regla de las 3R a las prácticas educativas? ¿Cómo la incorporas tú a tu día a día?…

 

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú