Diferencias entre el autismo y el síndrome de Asperger

A menudo, se confunde el síndrome de Asperger con el autismo debido a que ambos son trastornos que afectan al desarrollo psicológico a causa de anomalías en el funcionamiento y en el desarrollo del cerebro. Sin embargo, lo cierto es que la confusión que se genera viene dada debido a que el síndrome de Asperger forma parte del Trastorno del Espectro Autista (TEA), sin embargo, no son lo mismo, sino una variante de este tipo de trastornos.

Cuando hablamos del síndrome de Asperger hacemos referencia a las conductas que padecen los niños y las niñas en su comportamiento y en sus características. No obstante, el niño o la niña que lo padece tiene una inteligencia absolutamente estándar. El trastorno que padecen no resulta evidente, puesto que únicamente se aprecia en la cercanía de su entorno social, debido a que tienen problemas para relacionarse con otras personas.

Por otro lado, el autismo es un trastorno neurológico para toda la vida. Un niño que padece autismo tiene dificultades para relacionarse y comunicarse con otras personas y reproduce comportamientos de forma repetitiva. Se trata de un trastorno que muchas veces se detecta desde el mismo nacimiento, pero otras veces se observa a lo largo de su desarrollo. Esto es así ya que suele afectar más a la comunicación, tanto verbal como no verbal.

Aunque a simple vista puede parecer que ambos trastornos comparten características muy similares, lo cierto es que son muchos los aspectos en los que se diferencian. En este sentido, hay cinco características fundamentales para poder diferenciar el síndrome de Asperger y el autismo:

5 diferencias clave entre el síndrome Asperger y el autismo

El lenguaje

Es una de las diferencias clave entre ambos trastornos, pues el lenguaje puede verse afectado en las personas con autismo, mientras que las personas con síndrome de Asperger poseen un vocabulario más enriquecido. Asimismo, una de las variaciones más notables entre ambos podemos encontrarla en la capacidad comunicativa para hablar de un tema cuando realmente causa interés en su persona.

Los movimientos

La forma de andar, la manera de realizar cualquier movimiento es bastante característica en una persona con síndrome de Asperger, debido a que suelen ser desplazamientos un poco menos ágiles, mientras que, por su parte, las personas con autismo realizan movimientos estereotipados o repetitivos.

El diagnóstico

De forma habitual, cuando una persona padece síndrome de Asperger el diagnóstico se suele realizar después de los tres años, ya que los indicios para detectarlo suele ser más tardíos. Sin embargo, el autismo se manifiesta de forma mucho más evidente durante los tres primeros años de vida.

El interés

Las personas que padecen síndrome de Asperger presentan un interés a veces obsesivo en los temas o las áreas que más les gustan o les interesan, mientras que las personas que padecen autismo no presentan este enfoque tan marcado. No obstante, en su caso, pueden llegar a padecer colapsos emocionales cuando se les cambia un objeto de su entorno que había estado siempre en el mismo lugar.

La dificultad para relacionarse

A menudo, las personas con autismo muestran poco interés en relacionarse o hacer amigos debido a su dificultad para ello y a su desinterés, sin embargo, las personas con síndrome de Asperger tienen en general más ganas de relacionarse, aunque sus dificultades pueda hacerles sentir frustrados.

En conclusión, aunque estas son cinco diferencias clave entre los niños y las niñas que padecen el síndrome de Asperger y los que padecen autismo, cada persona es un universo propio y pueden tener características muy diferentes entre sí. De este modo, hay que prestar mucha atención a los síntomas que pueden presentarse para tratarlos correcta y específicamente según cada caso particular.

FORMACIÓN RELACIONADA: Curso de Trastorno del Espectro del Autismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú