controlar la ansiedad y la ira

Cómo controlar la ansiedad y la ira: técnicas y consejos

En muchas ocasiones, nos vemos envueltos en situaciones difíciles por culpa de sentimientos adversos que pueden llegar a perjudicar gravemente nuestras relaciones sociales y el propio bienestar personal. Esta negatividad puede provenir de sensaciones relacionadas con la ansiedad (miedo, tensión, inquietud, etc.) o con la ira (rabia, irritación, etc.).

Por fortuna, es posible hacer frente a los pensamientos negativos de forma más o menos efectiva mediante el uso de una serie de técnicas que tienen como objetivo detener o controlar la ansiedad y la ira. A continuación, vamos a listar algunas de las más utilizadas, así que si estás pasando por un momento delicado o tienes problemas para manejar tus sentimientos, ¡toma nota!

3 técnicas para controlar la ansiedad y la ira

A). Detención del pensamiento: es una técnica muy sencilla de control emocional que se utiliza para tratar las obsesiones y para equilibrar los pensamientos negativos. Requiere de un entrenamiento para identificar los pensamientos más perjudiciales y convertirlos en positivos, y se divide en varios pasos:

  • En primer lugar, hay que poner atención a los pensamientos, identificando los que tengan connotaciones negativas (perjuicios, odio hacia los demás, culpa, etc.).
  • Seguidamente, se debe detener mentalmente el pensamiento mediante una orden: “¡Basta!”.
  • Por último, se sustituyen los pensamientos negativos por otros más positivos. Por ejemplo: “Lo hace a propósito para molestarme” puede ser reemplazado por “No se ha dado cuenta de lo mucho que me irrita”.

B). Respiración profunda: se trata de otra técnica sencilla que resulta muy útil a la hora de controlar las reacciones fisiológicas que se producen antes, durante y después de enfrentarse a las situaciones emocionalmente intensas, como las previas a conflictos. La respiración que se practica es la abdominal, y consiste en:

  • Inspirar de modo lento y profundo mientras se cuenta hasta 5, llevando el aire hacia el abdomen.
  • Mantener la respiración mientras se cuenta de nuevo hasta 5.
  • Espirar el aire llevando la cuenta hasta 5.
  • Finalmente, se repite el proceso anterior controlando el ritmo respiratorio.

C). Ensayo mental: esta técnica está pensada para conseguir un estado de seguridad y relajación anterior al de situaciones que puedan resultar conflictivas o violentas. El método consiste en proyectar mentalmente la supuesta situación, practicando las respuestas y reacciones, y repitiendo el proceso hasta lograr la calma y el control.

¿Qué te parecen estas técnicas para manejar mejor la ansiedad y la ira? Si ya las has puesto en práctica, o dispones de tu propio método, ¡háznoslo saber en un comentario!

También puede interesarte…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú