Beneficios del empleo para personas con discapacidad

Con el paso de los años, la inserción profesional de las personas con discapacidad ha ido sufriendo transformaciones. Con el fin de conseguir una plena colocación en el mundo laboral, las empresas se han propuesto unir el crecimiento económico y el aumento de los propios beneficios con la incorporación de personas con discapacidad a su zona de trabajo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España 1,8 millones de personas en edad laboral tienen un certificado de discapacidad, sin embargo, la tasa de empleo entre este grupo tan solo es del 25,8%. Una situación que, a pesar de haber visto un incremento en el último trimestre del año 2019, se puede ver perjudicada por la crisis económica provocada por el COVID-19.

Los beneficios del empleo para las personas con discapacidad

En la actualidad, la inclusión laboral de las personas con discapacidad tiene una función social muy importante. Uno de los elementos más determinantes ha sido la creación de un marco normativo más comprometido con la inclusión. Sin embargo, los estigmas que acechan a este colectivo a la hora de acceder al mercado laboral no se han desvanecido tan fácilmente como pudiese parecer a lo largo de los últimos años, a pesar de los avances cotidianos y legislativos acontecidos. Estos son solamente algunos de los beneficios que supone tener un trabajo para las personas con discapacidad.

  • Adquieren una imagen positiva de sí mismos: Dado que tienen que tener una presentación adecuada en su puesto de trabajo, esto conlleva aumentar la autoestima y la percepción de la autoimagen, por tanto, adquieren una imagen más útil de sí mismos, sintiéndose reconocidos socialmente y parte de un grupo social.
  • Avances en la autonomía personal: Al realizar actividades laborales y recibir una remuneración económica por ello, la independencia de estas personas se incrementa. Además, aumentan la calidad de las interacciones sociales, ya que no cuentan con la ayuda o la presencia de familiares, provocando avances personales.
  • Mejoran su expresión verbal: Puesto que ante situaciones y vicisitudes propias del trabajo diario deben desenvolverse socialmente en el entorno laboral y en el ámbito público, su expresión mejora con la experiencia que les otorga su propia ocupación.
  • Satisfacción personal y sentido de la responsabilidad: Este aspecto es uno de los más importantes debido a que las personas con discapacidad se sienten bien consigo mismas y crece su responsabilidad a través del propio hábito de la actividad laboral.

La importancia de la inserción laboral en el ambiente de trabajo

La inclusión laboral de personas con discapacidad no solo cobra una mayor relevancia para ellos mismos, sino que cumple una función social para el resto del equipo de trabajo.

La exclusión de las personas con discapacidad muchas veces está fundamentada por razones basadas en tópicos que todavía circulan actualmente entre los profesionales. Sin embargo, son muchas las barreras que rompen estas personas al llegar a ocupar un puesto de trabajo y, por ende, las empresas de forma directa y las sociedades de manera indirecta se enriquecen de forma sobresaliente a través de la diversidad. A continuación, detallamos otra serie de ventajas que emanan de la inserción laboral de las personas con discapacidad.

  • Mejora en el ambiente de trabajo: La inclusión de personas con cualquier tipo de discapacidad mejora el ambiente de trabajo en el seno de la empresa, esto es debido a que son personas que generalmente tienen muchas ganas de aprender y se caracterizan por ser leales, resilientes, comprometidas, amables y humildes.
  • Sensibilización en el resto del personal: La oportunidad de trabajar con personas con discapacidad impulsa la aceptación de la diversidad y disminuye la discriminación hacia este colectivo a través del trabajo codo con codo.
  • Permite contar con trabajadores eficientes en tareas específicas: Algunas de las personas que padecen una discapacidad tienen características especiales que les permite adquirir destrezas específicas o únicas a las del resto de los empleados.
  • Beneficia la imagen corporativa: La imagen de la organización no solo se ve afectada de forma positiva a nivel empresarial, sino que también se beneficia de forma interna. Así pues, aumenta el orgullo de pertenecer a una compañía que respeta, apoya e integra al colectivo que conforman las personas con discapacidad.

En consecuencia, podemos afirmar que la inclusión de personas con discapacidad en el ámbito laboral y en el tejido empresarial de cada territorio ha cobrado una importancia gradual a raíz de los evidentes beneficios que conlleva esta inserción de manera bilateral y recíproca, tanto para el colectivo en cuestión como para la propia empresa. No obstante, el número de personas que conforman este grupo es muy numeroso y los hombres y mujeres afectados por cualquiera de los diferentes tipos de discapacidad que existen todavía siguen encontrándose en una posición relativamente débil a la hora de competir por la mayoría de puestos de trabajo. Una batalla de la que todos debemos sentirnos y hacernos partícipes.

FORMACIÓN RELACIONADA: Curso de Monitor de Inserción Laboral para personas con discapacidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú