Arte y Cultura como ámbito de Ocio

El término ocio está asociado a actividades de tipo lúdico, no obstante, la dinamización de actividades culturales es una nueva tendencia que integra el arte y la cultura como ámbito de ocio. Para entender el ocio desde su relación con el Ocio Cultural nos basamos en las argumentaciones que nos propone la WLRA (World Leisure & Recreation Asociation, 1994):

“El ocio, visto en toda su amplitud y desde un punto de vista general, es un área de experiencia, un recurso de desarrollo, una fuente de salud y prevención de enfermedades físicas y psíquicas, un derecho humano que parte de tener cubiertas las condiciones básicas de vida, un signo de calidad de vida y un posible potencial económico”.

Características del ocio

  • El ocio se refiere a un área específica de la experiencia humana, con sus beneficios propios, entre ellos la libertad de elección, creatividad, satisfacción, disfrute y placer, y una mayor felicidad.
  • El ocio es un recurso importante para el desarrollo personal, social y económico y es un aspecto importante de la calidad de vida.
  • El ocio fomenta buena salud general y bienestar al ofrecer variadas oportunidades que permiten a individuos y grupos seleccionar actividades y experiencias que se ajustan a sus propias necesidades, intereses y preferencias.
  • Las personas consiguen su máximo potencial de ocio cuando participan en las decisiones que determinan las condiciones de su ocio.
  • El ocio comprende formas de expresión o actividad amplias cuyos elementos son frecuentemente tanto de naturaleza física como intelectual, social, artística o espiritual.
  • Las prácticas de ocio más significativas son las culturales, las deportivas, las recreativas y las turísticas.
  • El ocio es también una industria cultural que crea empleo, bienes y servicios.
  • Los factores políticos, económicos, sociales, culturales y medioambientales pueden aumentar o dificultar el ocio.
  • El ocio es un derecho humano básico, como la educación, el trabajo y la salud y nadie debería ser privado de este derecho por razones de género, orientación sexual, edad, raza, religión, creencia, nivel de salud, discapacidad o condición económica.
  • Muchas sociedades se caracterizan por un incremento de la insatisfacción, el estrés, el aburrimiento, la falta de actividad física, la falta de creatividad y la alienación en el día a día de las personas.

Todas estas características pueden ser aliviadas mediante conductas de ocio.

Las sociedades actuales están protagonizando profundas trasformaciones económicas y sociales las cuales están generando cambios significativos en la cantidad y pauta del tiempo libre disponible.

Estas tendencias tienen implicaciones directas sobre las actividades de ocio, las cuales, a su vez, influyen en la demanda y la oferta de bienes y servicios de ocio.

Manifestaciones del ocio

Las grandes manifestaciones del ocio en nuestra sociedad son: la cultura, el turismo, el deporte y la recreación.

ÁMBITOS DEL OCIO

Ámbito recreativo, por ejemplo: juegos de mesa, oír la radio, ver la televisión (programación, videos), actividades de ocio digital (mail, chatear, navegar), asistir a fiestas (familiares, patronales), salir y estar con amigos, pasear,…

Ámbito deportivo, por ejemplo: hacer deporte individual, hacer deporte en equipo, asistir a espectáculos deportivos,..

Ámbito turístico, por ejemplo: hacer excursiones, salidas de día, escapadas a la naturaleza, viajes,…

Ámbito cultural, por ejemplo: hobbies, talleres, cursos o coleccionismo de cualquier especialidad técnica o científica, realizar actividades culturales y artísticas del tipo leer, bailar, pintar, escribir,…, asistir a espectáculos culturales: cine, exposiciones, museos, ferias, conferencias, teatro, danza, poesía,…

“También he dicho que antaño la pintura me gustaba bastante, y la música muchísimo. Pero desde hace muchos años no tengo paciencia para leer una línea de poesía […] y si tuviera que vivir de nuevo mi vida, me impondría la obligación de leer algo de poesía y escuchar algo de música por lo menos una vez a la semana, pues tal vez de este modo se mantendría activa por el uso de la parte de mi cerebro ahora atrofiada. La pérdida de estas aficiones supone una merma de felicidad y puede ser perjudicial para el intelecto, y más probablemente para el carácter moral, pues debilita el lado emotivo de nuestra naturaleza”. (Autobiografía Charles Darwin).

La relación ocio-cultura

La cultura, desde la decisión y el disfrute personal del sujeto que la vivencia, nos permite situarla entre los planteamientos de ocio y así, es un hecho indiscutible que en las sociedades desarrolladas la llamada Industria Cultural se encuentra unida a las Industria del Ocio, siendo las actividades referidas al disfrute de bienes culturales; las artes, las publicaciones, las producciones audiovisuales o los espectáculos, ofertas de ocio que compiten con actividades diversas del ámbito deportivo, turístico o recreativo.

De siempre, el arte y las prácticas culturales han sido un elemento de atracción para las actividades de ocio y, aunque a primera vista se pueda pensar que la relación arte-ocio conlleva un concepto de ocio culto, elitista y restringido, actualmente el arte se encuentra inmerso en un circuito cada vez más extenso.

Estos hábitos de ocio relacionados con el interés por el arte son en parte consecuencia de las técnicas de reproducción y de difusión que nos proporcionan mayores posibilidades de contacto (la población no puede demandar arte o actividades culturales si las desconoce) y por otra, la pluralidad y diferencia en las manifestaciones artísticas actuales que permiten diversidad de opciones y posibilidades para atender a las necesidades e inquietudes de cada persona o colectivo de referencia.

Actualmente existe una gran diversidad en la creación artística (concepto estético que se maneja, prácticas artísticas, materiales, naturaleza de la representación, papel del autor y del espectador, combinación de técnicas y medios,…) y esta riqueza, en parte gracias a la globalización y la multiculturalidad abre más posibilidades a las relaciones ocio-cultura.

La cultura como mercado de oferta y demanda

Igualmente, la cultura como mercado de oferta y demanda de productos culturales abandona planteamientos anteriores donde la oferta en general estaba destinada a capas medias y altas de la sociedad. La nueva consideración de la cultura como una oferta generadora de empleo y con repercusión económica no puede restringirse a un público ya iniciado sino que debe llegar a un público cada vez mayor.

Desde el ocio cultural no se trata solo de ofertar espectáculos sino de buscar estrategias para hacer llegar las propuestas a toda la población. Las propuestas han de ser creativas y utilizar herramientas del marketing de servicios y no simple publicidad o difusión de nuestras actividades.

Las actividades deben ser diversas y adaptadas tanto a un público “entendido” como “populistas”. Una de las características que más diferencian a las actividades que se ofrecen desde las iniciativas que englobamos bajo el epígrafe de ocio cultural son actividades innovadoras con respecto a actividades culturales tradicionales que se sitúan en el marco de espacios que no están destinados específicamente a prácticas culturales (bares, restaurantes, centros comerciales, centros de reunión, etc.).

Por ejemplo, el proyecto Redetejas, iniciativa de ocio cultural originado en Sevilla, gracias a La Matraka, empresa de gestión cultural que trabaja la innovación social vinculada a la cultura. Este proyecto, desarrollado bajo licencias Creative Commons y sin ánimo de lucro, lleva activo desde 2012 y está abierto a la participación directa de cualquier ciudadano interesado en organizar micro actividades culturales, utilizando su azotea como espacio de desarrollo cultural y en cualquier momento del año.

De esta forma, no sólo podemos considerar las exposiciones o galerías como únicos estandartes del arte y la cultura, sino que en la actualidad también forman parte de los ámbitos de ocio. Cualquier sociedad puede potenciar sus recursos patrimoniales y culturales gracias a las técnicas de dinamización. Nos gustaría que nos comentases tus experiencias en este sentido o si tienes algún comentario al respecto.

¿Te ha resultado útil este post?

Califica este post, otros lectores te lo agradecerán

Media de votos / 5. Total de votos:

También puede interesarte…

3 Comentarios. Dejar nuevo

me interesa la informacion

Responder
Juan Huasupoma Fuentes-Rivera
20 diciembre, 2018 10:58 pm

Hola amigos, las publicaciones de sus artículos son muy interesantes, muy útiles, me ayudan a definir ideas de como hacer para que la gente se beneficie con la cultura y el ocio como un derecho humano, que les permita desarrollar, crecer, disfrutar y alcanzar beneficios para su provecho. Gracias por compartirlo, difundirlo.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú