4 consejos para aprender Lengua de Signos de forma sencilla

La Lengua de Signos es uno de los idiomas más complejos y a la vez más importantes que existen. A pesar de que, en un principio se creó para facilitar la comunicación de las personas sordas, actualmente la utilizan millones de personas en todo el mundo. La Lengua de Signos es empleada por las propias personas sordas o con pérdida auditiva y sus familiares, los intérpretes o simplemente por personas que han querido enriquecerse cultural y socialmente con un lenguaje diferente, único y repleto de curiosidades.

Comunicarse es algo esencial en nuestro día a día. Y gracias a la Lengua de Signos, las personas sordas o con problemas de audición pueden hacerlo. De este modo, que la comunidad oyente aprenda esta lengua significa por sí mismo otorgar una mayor inclusión social a estas personas.

No obstante, no hay una Lengua de Signos universal al contrario de lo que suele creer mucha gente y esta varía según cada idioma. De hecho, en España, por ejemplo, existen dos lenguas de signos con carácter de oficialidad, ambas desde el año 2007: la Lengua de Signos Española (LSE) y la Lengua de Signos Catalana (LSC).

Cada vez son más las personas que no padecen ningún tipo de dificultad auditiva que quieren aprender a comunicarse de esta forma. Es normal que al principio resulte complicado interiorizar todos los signos y saber utilizarlos correctamente, pero poco a poco y con constancia es perfectamente abordable el aprendizaje y el dominio de la Lengua de Signos.

Consejos para aprender Lengua de Signos

Sigue cuentas en redes sociales sobre Lengua de Signos

Al principio nos puede parecer una banalidad, pero es una ventaja con la que contamos en la actualidad, ya que gran parte de nuestro tiempo libre lo dedicamos a ellas. Gracias a las redes sociales y a muchas otras páginas especializadas podemos encontrar información al respecto en diferentes formatos: vídeos, fotografías, audios, escritos…

Deja la vergüenza a un lado

Aunque parezca obvio, la manera más eficaz de aprender un idioma es utilizándolo, equivocándote y rectificando. Es por ello que no hay que sentir vergüenza por no hablar de forma perfecta la Lengua de Signos y es totalmente normal cometer errores continuados al principio. La intención es lo que cuenta y debes sentirte orgulloso de estar dando este paso tan complejo.

Practica la Lengua de Signos todo lo que puedas

En relación con el consejo inmediatamente anterior, para poder avanzar en un aprendizaje paulatino y eficaz es importantísimo practicar lo máximo posible. Actualmente existen multitud de formas de hacerlo, muchas de ellas relacionadas con las nuevas tecnologías.

Confía en tu memoria

Aprender la Lengua de Signos puede llegar a ser un gran reto, sin embargo, es una lengua bastante intuitiva y algunos de los gestos que la componen los utilizamos todos en nuestro día a día. Pese a que la Lengua de Signos tiene su propio vocabulario, sintaxis, gramática y otros elementos, lo que más requiere es mucha práctica, la mejor forma de almacenarla en nuestra cabeza.

FORMACIÓN RELACIONADA: Curso de Lengua de Signos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú