Las 10 claves para tener éxito comercial en redes sociales

En 2020 se han contabilizado en el caso particular de España más de 29 millones de usuarios activos en redes sociales, 860 mil más que el año anterior. Una pasada, ¿verdad? Podríamos definir a las RRSS como sistemas de comunicación estructurados en los que las personas mantienen relaciones de manera virtual. En ellas es posible intercambiar, producir y recibir conocimientos, informaciones, servicios o bienes.

Las redes sociales son el canal perfecto para establecer y conservar una relación de calidad con tu público. Ofrecen la posibilidad de segmentar audiencias, fidelizarlas y aumentar la visibilidad de campañas o promociones. También permiten obtener información útil sobre los intereses o necesidades de los usuarios para las que podemos proponer soluciones. Pero, ¿crees que estás sacándole el máximo partido a tus redes sociales? ¿No tienes del todo claro cómo gestionar el perfil de tu marca, aunque esta sea tu marca personal?

El objetivo de las empresas, y también cada vez más el de las personas a título individual con objetivos profesionales, es tener una buena presencia en redes que le permita optimizar los beneficios que estas plataformas aportan si se usan como puente hacia el éxito. Para ello, te proponemos diez puntos clave que harán que tu negocio sea un irresistible en redes sociales.

1. Crea y cuida tu branding 

Podemos afirmar que el branding existe prácticamente desde que el mundo es mundo. La palabra brandr, en dialecto nórdico, significa marcar con fuego. Estos grabados han sido utilizados a lo largo y ancho de la historia. Desde armas prehistóricas pasando por ganado, cerámicas o joyas hasta que la revolución industrial obligó definitivamente a diferenciar la propiedad de productos fabricados en masa.

Tendemos a pensar que marca y branding significan lo mismo. El branding es el conjunto de acciones que crean en el público unas ideas o percepciones con las que se relaciona a la marca. Lo ideal es dar a conocer los valores con los que identifiques a tu empresa desde un principio, estos serán los que hagan a tu cliente decantarse por el producto o servicio que ofreces.  Para ello es necesario cuidar los elementos de identidad de marca, la imagen, posicionamiento, personalidad, valor, comunicación, coherencia y experiencias. 

2. Define objetivos y presta atención a los contenidos 

El marketing de contenidos será fundamental para fomentar confianza y credibilidad en aquello que ofreces. Es imprescindible analizar nuestro entorno y audiencia para fijar objetivos a corto, medio y largo plazo y las estrategias que vas a utilizar para alcanzarlos. 

Una vez comience la puesta en marcha debes prestar atención a cómo quieres comunicarte con tu público. Enfócate en qué quieres transmitir, cómo va a ayudar a los usuarios y hasta dónde quieres llegar con ello. Ten siempre presente que el contenido es el rey y las redes sociales son su reino. 

Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, por si quedaba alguna duda el estudio de Wyzowl demostró que el ser humano recuerda un 80% de lo que ve, pero solo un 20% de lo que lee. Crear contenido visual atractivo aumentará considerablemente nuestras posibilidades de atraer, generar interacciones, que compartan nuestro contenido y por supuesto, de vender o de conseguir una oportunidad laboral o un nuevo proyecto profesional. Funcionan muy bien las infografías que en un golpe de vista transmiten mensajes muy potentes o el storytelling en carrusel de varias imágenes.

3. Respeta y vigila a tus competidores 

El análisis a la competencia en redes sociales es casi igual de importante que el de tu público. Qué hacen y cómo lo hacen los demás será información esencial para determinar objetivos y estrategias. Debes prestar atención a sus errores y aciertos, seleccionar los puntos de diferenciación y por supuesto tener una visión global del sector. 

Para identificar los perfiles de tus competidores puedes realizar búsquedas en Google para después analizar sus perfiles con herramientas como Metricool, Quicksprout, SproudSocial o Quintly. Obtendrás datos muy útiles para tu análisis DAFO, que deberás usar como punto de partida hacia el éxito de tu diferenciación. 

4. Adáptate a los cambios 

El mundo entero ha dado un giro de 180º y cuando las cosas que se ponen del revés no dependen directamente de ti solo queda buscar soluciones. Las transformaciones son una constante en la sociedad y en la sociedad en la que vivimos. Quién iba a imaginar hace nomás de 20 años que ahora nos iba a resultar tan cotidiano o simple que todo el mundo tenga un teléfono móvil, o mejor dicho, una extensión de su propia persona que le permite estar conectado 24 horas. 

El éxito en redes sociales solo se puede alcanzar reinventándose continuamente, estas son las primeras fieles al lema “renovarse o morir”. Los propios algoritmos y la manera de consumir información de los usuarios son variables constantes que no puedes controlar, pero sí puedes adaptarte a ellas. Escucha a tu audiencia y trata de ofrecer lo que están buscando.  

5. Utiliza oxitobrand

Este concepto, desarrollado por Marcelo Ghio, se refiere a marcas “que se enfocan en valores humanos trascendentes y que sostienen la experiencia más allá del tiempo y las condiciones en que se desarrolle su actividad”, según lo define el argentino. Se trata de relacionar las emociones y la humanización de la marca para fortalecer el vínculo empresa-cliente. 

Lo ideal es que sea la compañía quien escoja las propuestas de valor con las que quiere identificarse y si las comunica apelando a las emociones tendrá mucho más éxito. Siempre debemos recordar que la marca es una construcción que acompaña a la promesa de valor y se debe sostener con hechos. 

Las marcas no crean su prestigio por sí mismas, es la mirada del cliente la que le otorga legitimidad. Por ello, la comunicación forma parte de todas las acciones que una empresa realice y deberá ser especialmente cuidada si queremos utilizar este recurso. Las redes sociales son un canal cercano y accesible para compartir estas sensaciones o emociones a nuestro público.

6. Cuida la estética y armonía de tu perfil 

Dentro del amplio abanico de sensaciones a transmitir en tu perfil de redes sociales debes tener la armonía como premisa fundamental. Una cuenta con información caótica y de mala calidad hará que la audiencia salga espantada de tu página. Saber qué transmitir y cómo hacerlo de la manera correcta es imprescindible para establecer una comunicación satisfactoria con tu público. 

Ampliar conocimientos en diseño gráfico, diseño de marca e imagen digital y familiarizarte con el manejo de herramientas como Photoshop o Canva optimizará tu presencia en redes y las hará mucho más atractivas para tu audiencia.

7. Construye una comunidad 

Las personas cada vez nos fiamos más de otras personas y menos de los logotipos. El “boca a boca” es una técnica casi ancestral en marketing que reinventada en el contexto 2.0 resulta aún más efectiva. Diferentes informes aseguran que hasta un 92% de las personas tienen más confianza en recomendaciones de familiares o amigos que sobre cualquier otra forma de publicidad. 

Estas amplificaciones de publicidad, a la que se le atribuyen hasta un tercio de las ventas totales, son fruto de las experiencias, opiniones, satisfacción y recomendaciones de los clientes. Las redes sociales son la herramienta perfecta para fomentarlas y cuidarlas. Impactará muy positivamente que tus seguidores se sientan escuchados y valorados, pregúntales y demuéstrales que les tienes en cuenta. Además, la creación de una comunidad asociada al propio perfil promueve que los usuarios compartan ideas o sugerencias en sus perfiles o interactúen en el de la marca.

8. Aporta soluciones y discúlpate si te equivocas  

Al igual que los contenidos de redes tienen el poder de viralizarse de un momento a otro también pueden provocar situaciones de crisis. Siempre puede haber imprevistos pero conviene identificar posibles riesgos y preparar soluciones ante descontentos o errores. Es mejor dar la cara, reconocer fallos y disculparse antes que dejar a la audiencia averiguar qué ha pasado por terceros. 

Un comentario desafortunado, un producto o servicio defectuoso o una mala experiencia de usuario puede ensuciar todo el trabajo anterior si no abordas la crisis con efectividad. Las redes sociales además ofrecen varias soluciones para resolver conflictos, desde mensajes privados o comentarios hasta comunicados de aclaración o disculpa. 

9. Dirige tráfico a tu web o blog 

Hacer Social Media para tu empresa no es solo un término. Uno de los objetivos de tu plan de marketing en redes muy probablemente sea dirigir tráfico a tu web. Es muy recomendable que un apartado de esta sea un blog en el que ofrezcas contenido de valor, que interese y aporte a tu audiencia. Será más efectivo aún si investigas lo que buscan, así tendrán más probabilidades de encontrarte o de quedarse a leer lo que quieres contar. 

Las redes sociales y Google ofrecen herramientas de pago que puedes utilizar para contrarrestar tu mal posicionamiento orgánico. Te servirán como empujoncito pero deberás acompañarlo de buenas estrategias de comunicación y diseño que hagan tu perfil especial y llamativo.  

10. Preocúpate por ser más sostenible 

Cualquiera puede apostar por acciones conscientes con el cuidado y la conservación del medio ambiente. Es posible que de primeras parezca una tarea complicada, que va a suponer mucho esfuerzo sumarte y que además va a ser también costosa a escala monetaria.

Si partes de esas premisas, comienza por pequeños gestos como reutilizar papel, usar papel reciclado o no imprimir documentos si no son necesarios. También es parte del cambio reciclar los desechos que generes, ahorrar energía y, si fuera posible, cambiar a fuentes renovables. Trata de reducir plásticos, tanto en tu oficina como en tu packaging, y busca opciones más sostenibles, menos contaminantes y biodegradables. 

Comparte tu compromiso en redes y anima a tus usuarios a sumarse al cambio, haciéndoles sentirse identificados y animándoles a contribuir con tus iniciativas. Esto impulsará tu branding, mejorará la imagen de tu empresa o la tuya propia y será una oportunidad valiosa para la fidelización de clientes.

FORMACIÓN RELACIONADA: Curso de Diseño Gráfico para Redes Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú